La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
 

 

Un frescor que todo lo penetra.

 

Lánguidamente, en brazos de la brisa
llegan los aromas de casia y pino.
El frío esplendor de la luna
baña el pórtico del templo.
En la falda de la quietud,
sentado está el ermitaño
que a mundos lejanos vuela.
Para él, todo sonido es silencio
y no hay nada más en absoluto...
sólo un frescor que todo lo penetra.



Comentario.

Li F'éng nos procura transmitir de nuevo la dicha de la meditación.

Los seguidores de la mayor parte de las religiones revisten sus conceptos de lo inefable con epítetos como brillante, glorioso, llameante, esplendoroso, magnífico; los taoístas, en cambio, prefieren palabras como fresco, umbrío, misterioso, escondido, inmenso, silencioso, tranquilo, quieto. Esto es lo que da a los escritos taoístas su sabor característico. Incluso en los momentos de triunfo y alborozo, el lenguaje de Li F'éng se contiene.

 

 

 

Menú de este tema

Home