La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

VITAMINA C

La vitamina C o ácido ascórbico es un nutriente indispensable para la salud humana. La mayoría de los animales la sintetizan a partir de la glucosa, pero no así los seres humanos, que deben asimilarla con la dieta. Resulta esencial para la síntesis del colágeno, proteína del tejido conjuntivo, y de determinados aminoácidos como la Carnitina. Estimula los mecanismos de defensa inmunitaria y ejerce una acción antioxidante. La mejor forma de asegurar el aporte adecuado de vitamina C es potenciando los alimentos ricos en ella. Los suplementos de vitamina C incorporan alimentos que la contienen en grandes proporciones, como la acerola, el escaramujo o el zumo de naranja.

 

Funciones

• Mantiene e! colágeno, proteína indispensable para la salud de los huesos, ligamentos, dientes y piel y para fortalecer de las paredes de los vasos sanguíneos

• Refuerza el sistema inmunitario y previene las infecciones

• Interviene en procesos de desintoxicacíón que se producen en el hígado

• Tiene un claro efecto antioxidante y protege contra la acción de los radicales libres

• Facilita la absorción del hierro, necesario para la formación de los glóbulos rojos

• Es un apoyo indispensable en etapas de crecimiento.

 

Síntomas de déficit

• Pérdida de peso

• Debilidad, agotamiento y desgana

• Hemorragias cutáneas

• Problemas dentales y caries

• Encías sangrantes

• Dolores musculares

• Irritabilidad, desánimo e insomnio

• Lenta curación de fracturas y lenta cicatrización de heridas

 

Fuentes

• Acerola

• Cítricos como el pomelo, la naranja, la lima y el limón

• Otras frutas como el kiwi, las fresas o los melones

• Verduras, coles, brécol, nabo, pimiento, tórnate, patatas y espinacas

• Perejil

• Escaramujos del rosal silvestre

• Frutas tropicales como la papaya, la guayaba, la guanábana

 

Necesidades medias

De 45 a 60 mg/día, aumentables a 100 mg durante el embarazo y la lactancia

 

 

Menú de este tema

Home