La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

LAS AYUDAS DIGESTIVAS

Los enzimas son moléculas proteínicas que facilitan y aceleran las reacciones químicas que tienen lugar en los tejidos vivos. Generalmente los enzimas se nombran añadiendo la terminación «asa» a la raíz del nombre de la sustancia sobre la que actúan. Los enzimas digestivos son los que regulan las transformaciones que generan los alimentos en el sistema digestivo. Los enzimas descomponen el almidón en la saliva, y las proteínas, hidratos de carbono y grasas en el páncreas. El proceso normal de digestión de los alimentos, mediante la acción estos enzimas, da como resultado nutrientes elementales, como los aminoácidos, la glucosa y los ácidos grasos, entre otros, que asimilamos en el intestino y son aprovechados por el organismo. Sin embargo, cuando los enzimas no pueden actuar o su cantidad es insuficiente, se producen procesos de fermentación y putrefacción en los alimentos a medio digerir. Si las moléculas alimenticias son absorbidas de forma inadecuada se pueden desencadenar alergias alimentarias, desarreglos digestivos y deficiencias nutricionales. Los suplementos dietéticos con ayudas digestivas pueden tener un claro efecto reparador sobre el tracto digestivo.

Son ayudas digestivas esenciales:

• La amilasa, que hidroliza el almidón en maltosa y opera en la saliva y en el páncreas.

• La betaína, que es un enzima digestivo aportado por la alimentación y que es contenida en diversas cruciferas como la remolacha. Interviene como protector del hígado.

• La bromelaína, que es el componente principal del corazón de la piña. Se ha demostrado que este enzima, presente también en la pulpa y en la corteza, es capaz de digerir mil veces su peso en proteínas. Ello explica que se haya integrado en dietas de adelgazamiento. Tiene propiedades antiinflamatorias, diuréticas y actúa como antiagregante plaquetario.

• La lipasa, que es el enzima responsable de transformar las grasas en nutrientes.

• La papaína, que es un componente activo de la papaya, una fruta tropical, que contiene en menor cantidad otros enzimas, como la pepsina y la lipasa. Tiene la capacidad de hidrolizar tanto las proteínas como las amidas y los esteres.

• La proteasa, que es el enzima responsable de metabolizar las proteínas en el páncreas.

 

Otras ayudas son la pepsina y la pancreatina, que operan en el páncreas, la celulosa, la distasa, la lactasa y la aminoglucosidasa. Junto con las plantas referidas —remolacha, pina, papaya—, otras, como el hinojo o la menta, tienen efectos similares en nuestro organismo.

 

Propiedades

• Evitan las digestiones pesadas

• Calman la hinchazón y las flatulendas

• Alivian el estreñimiento

• Alivian los trastornos gastrointestinales

• Presentan efectos antiinflamatorios

• Ejercen una acción hepatoprotectora

• Contribuyen a prevenir la arteriesclerosis y las tromboembolias

• Favorecen la emisión de orina

 

 

Menú de este tema

Home