La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

EL MISTERIO DEL SEXO
 
1) En el caso de la evolución humana se generan ciertos tipos de fuerza, que se manejan, asimilan y utilizan, al principio inconscientemente y al final con plena inteligencia:
 
a. En el Aula de la Ignorancia se emplea principalmente la fuerza o energía de Brahma (la actividad e inteligencia de la sustancia) y el hombre debe aprender el significado de la actividad basada en:
 
1. La energía inherente.
2. La energía absorbida.
3. La energía grupal.
4. La energía material, o la que se oculta en la materia del plano físico.

 

b. En el Aula del Aprendizaje se hace consciente de la energía del segundo aspecto, utilizándola en la construcción de las formas, en las relaciones sociales y en los lazos familiares. Llega al reconocimiento del sexo y sus relaciones, pero aún considera esta fuerza como algo que debe ser controlado, pero no utilizado consciente ni constructivamente.

 

c. En el Aula de la Sabiduría llega al conocimiento del primer aspecto de la energía, al empleo dinámico de la voluntad en el sacrificio, y se le confía entonces la clave del triple misterio de la energía, llegando a conocerla en su triple aspecto en las otras dos aulas. En la tercera, la cuarta y la quinta iniciación, se le dan las tres claves de los misterios.
 
Le es entregada la clave del misterio presentido en la primera aula, el misterio de Brahma, y entonces puede liberar las energías ocultas de sustancia atómica. Le es entregada en sus manos la llave del misterio del sexo o de los pares de opuestos, y luego puede liberar las fuerzas ocultas del aspecto voluntad. Se le muestra la dinámica del sistema solar -si es posible expresarlo así- y se le revela su complicado mecanismo.

 

2) Los tres misterios fundamentales del sistema solar son los siguientes:
 
1. El misterio de la electricidad. El de Brahma. El secreto del tercer aspecto. Latente en el sol físico.
 
2. El misterio de la Polaridad, o del impulso sexual universal. El secreto del segundo aspecto. Latente en el Corazón del Sol, es decir, en el Sol subjetivo.

 

3. El misterio del Fuego mismo, o la fuerza dinámica central del sistema. El secreto del primer aspecto. Latente en el Sol central espiritual.

 

Los tres misterios mencionados, en un sentido particular, están bajo la jurisdicción de ciertos grandes Señores o Existencias, quienes tienen a su cargo revelar el misterio a los iniciados que ya están preparados y que se hallan bajo Su influencia durante las etapas finales del Sendero.
 
Existen tres claves para desentrañar el misterio de la electricidad; cada una de ellas está en posesión de uno de los Budas de Actividad, quienes tienen la prerrogativa de controlar las fuerzas eléctricas del plano físico y el derecho de dirigir las tres corrientes principales de este tipo de fuerza en conexión con nuestro globo actual. Estas tres corrientes atañen a la sustancia atómica, con la cual están construidas todas las formas. En relación con nuestra cadena, existen tres Entidades misteriosas (de las cuales nuestros tres Pratyeka Buddhas constituyen únicamente los reflejos en la tierra) que desempeñan una función similar en relación con las fuerzas eléctricas de la cadena. En el esquema existen tres Existencias que colaboran con el Logos planetario quienes sintetizan Su tercer Aspecto y en consecuencia realizan una tarea similar a la realizada en el sistema solar por los tres aspectos de Brahma. El misterio de este triple tipo de electricidad tiene gran vinculación con los Constructores menores y con la esencia elemental en un aspecto particular, el más inferior y el más recóndito para la comprensión del hombre, pues encierra el secreto de lo que "subyace" o "se halla detrás" de todo lo objetivo. Secundariamente concierne a las fuerzas contenidas en los éteres, las cuales energetizan y producen la actividad que despliegan los átomos. Otro tipo atañe al fenómeno eléctrico que encuentra su expresión en la luz, controlada en cierta manera por el hombre en los fenómenos tales como las tormentas eléctricas y los relámpagos, en la aurora boreal y en los terremotos y toda actividad volcánica. Todas estas manifestaciones se basan en algún tipo de actividad eléctrica y tienen que ver con el "alma de las cosas" o con la esencia de la materia. El Antiguo Comentario dice:
 
"La vestidura de Dios se abre por la energía de Sus movimientos revelando al verdadero Hombre; sin embargo queda oculto para aquel que conoce el secreto del hombre tal como existe en su propio autorreconocimiento.
 
"El misterio de la electricidad concierne a la "vestidura" de Dios, así como el misterio de la polaridad concierne a Su "forma".
 
El misterio de la electricidad concierne a la "vestidura" de Dios, así como el misterio de la polaridad concierne a Su "forma".
 
En el misterio de la polaridad se manifiestan tres tipos de fuerza, siendo evidente que los dos misterios tienen que ver con las seis fuerzas. Estos tres tipos de fuerza son manipulados por los Budas de Amor, quienes por medio de Su sacrificio se ocupan del problema del sexo o del "acercamiento magnético" en todos los planos. El Buda a quien nos referimos y que entra en contacto con Su pueblo durante la luna llena de Wesak, es uno de los tres que están relacionados con nuestro globo, habiendo ocupado el lugar de Aquel que pasó a realizar un trabajo superior en conexión con la cadena, pues existe la misma graduación jerárquica como la vinculada a los Budas de Acción. Un grupo podría ser considerado como los divinos Carpinteros del sistema planetario, el otro como los divinos Armadores de sus partes, siendo Los que unen la diversidad y construyen con ello la forma debido a la influencia magnética que manejan.
 
Las actuales ideas referentes al Sexo deben ser trasmutadas y elevadas de su actual significado inferior a su verdadera significación. El Sexo -en los tres mundos- tiene que ver con el trabajo de los Pitris lunares y los Señores Solares. Significa esencialmente el trabajo de construir formas con sustancia y su energetización por el aspecto espiritual, y también la elevación del aspecto materia por influencia del espíritu, pues ambos desempeñan su legítima función colaborando y produciendo -mediante su unión y fusión- al Hijo en toda Su gloria. Este método de interpretación es aplicable además a todas las existencias que se manifiestan en cualquier plano del sistema y del cosmos. En el concepto del Sexo se hallan encerrados ciertos factores que podrían ser enumerados de la manera siguiente:
 
a. Atracción mutua.
 
b. Adaptabilidad complementaria.
 
c. Atracción instintiva.
 
d. Acercamiento y colaboración reconocida.
 
e. Unión.
 
f. La próxima etapa es donde adquiere importancia momentánea el aspecto materia o Madre, el aspecto femenino
 
g. El retraimiento del Padre a un retiro temporario.
 
h. El trabajo de crear al Hijo.
 
i. La evolución y crecimiento del Hijo, tanto en la materia como en la conciencia.
 
j. El Hijo se emancipa de la Madre, o el alma madura se libera de la materia.
 
k. El Hijo es reconocido por el Padre, retornando al Padre.

 

El resultado final de estas sucesivas etapas consiste en que los tres aspectos han desempeñado su función (su dharma) en el plano físico y los tres han expresado cierto tipo de energía.
 
El aspecto Padre se manifiesta cuando es impartido el impulso inicial, la expresión eléctrica positiva, el germen del Hijo creado, cuya vida está personificada en el Hijo. Muy poco se ha comprendido el significado oculto de las palabras "El que Me ha visto, ha visto al Padre, pues, Yo y Mi Padre somos Uno", pronunciadas por el Cristo al responder a la demanda de "Señor muéstranos al Padre."La Madre, o aspecto negativo, construye y nutre, cuida y quiere al Hijo por medio de las etapas prenatal e infantil, y permanece a su alrededor durante las etapas posteriores, proporcionándole la energía de su propio cuerpo y actividad de acuerdo a Su necesidad.
 
El Hijo, la energía combinada del Padre y de la Madre, personifica a ambos aspectos y a toda la serie dual de cualidades, pero posee Su carácter propio, una esencia que constituye Su naturaleza peculiar y una energía que Lo impele al cumplimiento de Sus propios fines y proyectos y que, oportunamente, hará que repita los procesos de
 
1. la concepción,
2. la creación,
3. el crecimiento consciente, tal como lo hizo Su Padre.

 

3) …separaciones parecen ser básicas y producen las divisiones que vemos en todas partes entre razas y entre una religión y otra; su origen puede ser retrotraído a la condición fundamental de la manifestación, llamada relación entre lo positivo y lo negativo, el macho y la hembra y, hablando esotéricamente, el sol y la luna. El misterio del sexo está vinculado con el restablecimiento del sentido de unión y equilibrio, de "unidad y plenitud". En su aspecto humano más elevado, la diferenciación sexual es sólo el símbolo o la expresión inferior de la separación, o la separatividad de la cual el místico es consciente y que lo impele a buscar la unión con aquello que él denomina divinidad.

 

4) En la cuarta iniciación se le revela otro de los grandes secretos llamado "el misterio de la polaridad" y la clave de la significación del sexo en cada sector de la naturaleza, en todos los planos. No es posible decir mucho sobre esto. Todo lo que puede hacerse es enumerar algunos de los temas sobre los cuales proporciona la clave, agregando que este secreto es de vital importancia en nuestro esquema planetario debido al punto de evolución de nuestro propio Logos planetario, el cual se halla en la etapa en que busca conscientemente la unificación con su polo opuesto, otro Logos planetario. Los temas sobre los cuales este secreto arroja luz son:
 
a. El sexo en el plano físico. Proporciona la clave del misterio de la separación de los sexos en los días de lemuria.
 
b. El equilibrio de las fuerzas en todos los sectores de la naturaleza.
 
c. La clave respecto al esquema que forma con el nuestro una dualidad.
 
d. El verdadero nombre de nuestro Logos planetario y Su relación con el Logos solar.
 
e. El "Matrimonio del Cordero" y el problema de la desposada celestial. Un indicio de esto se halla en el sistema solar de S... que debe ser leído astrológicamente.
 
f. El misterio de Géminis y la relación de nuestro Logos planetario con dicha constelación.

 

 

Menú de este tema

Home