La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

ACEITES OBTENIDOS POR INFUSIÓN FRÍA

El método de preparación de un aceite obtenido por infusión fría es adecuado para flores como la caléndula y el hipérico. Es un proceso lento: se colocan las flores y el aceite en un bote y se dejan durante varias semanas, después de las cuales el aceite se cuela y se vuelve a macerar con flores nuevas para extraer la máxima cantidad de ingredientes activos que sea posible. Los aceites así obtenidos se utilizan como aceites de masaje o como base para pomadas y ungüentos. Más abajo se indican las plantas que se preparan habitualmente con este método.

 

Equipo

Bote grande de vidrio con tapa de rosca, bolsa de gelatina y cordel (o bolsa de muselina y prensa de vino, jarra grande, botellas de vidrio oscuro herméticas y esterilizadas, embudo (opcional).

 

Partes utilizadas

Partes aéreas, flores (frescas o secas).

 

Cantidades estándar

Use el doble de la cantidad de planta fresca o seca necesaria para llenar el bote y aproximadamente 1 litro de aceite de cártamo prensado en frío o de nuez (la cantidad dependerá del tamaño del bote utilizado).

 

Almacenamiento

Almacene en botellas de vidrio oscuro, herméticas y esterilizadas, en un lugar fresco, lejos de la luz solar, durante un año como máximo.

 

Plantas adecuadas

Las plantas que se utilizan para la obtención de aceites por infusión fría son:

• Caléndula (use los pétalos frescos o secos) para escoriaciones, eccema seco e infecciones fúngicas como el pie de atleta.

• Hipérico (utilice flores frescas) para las quemaduras solares, escaldaduras y quemaduras leves, rasguños e inflamación articular.

• Meliloto (utilice la planta seca) para el eccema varicoso.

 

Proceso de elaboración

1.   Llene hasta el borde un bote con la planta y cubra completamente con aceite. Ciérrelo y déjelo al lado de una ventana soleada o en un invernadero durante 2-3 semanas.

2. Vierta la mixtura en una bolsa de gelatina fijada a la jarra mediante un cordel o una goma elástica, o utilice una bolsa de muselina y una prensa de vino.

3.  Escurra el aceite de la bolsa. Repita los pasos 1 y 2 con una cantidad renovada de plantas y con el aceite ya tratado. Después de unas cuantas semanas, vuelva a colar y verter en las botellas para su almacenamiento, utilizando un embudo si es necesario.

 

 

Menú de este tema

Home