La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

JARABES

Se puede combinar con miel o azúcar no refinado, con infusiones o decocciones para preparar jarabes. Además de preservar los ingredientes activos, el sabor dulce disfraza el aroma de algunas plantas como el del sello de oro. Hay que tener en cuenta que los jarabes se utilizan con frecuencia para el tratamiento de los niños. La miel tiene un particular efecto sedante y frecuentemente se combina con plantas con acción expectorante para la elaboración de jarabes contra la tos.

 

EQUIPO

• Tetera

• Cazo

• Colador de nailon
o plástico

• Jarra

• Cuchara de
madera

• Botellas de vidrio oscuro, esterilizadas y herméticas

• Embudo (opcional)

 

PARTES UTILIZADAS

Partes aéreas, corteza, flores, hojas, raíces.

 

CANTIDADES ESTÁNDAR

Use 500 ml de infusión o decocción y 500 g de miel o azúcar no refinado.

 

DOSIS ESTÁNDAR

Tome 5-10 ml 3 veces al día.

 

ALMACENAMIENTO

Almacene en botellas de vidrio oscuro, esterilizadas, con tapón de corcho, durante 3 meses como máximo.

 

PROCESO DE ELABORACIÓN

1. Prepare 500 ml de infusión o decocción estándar de las plantas elegidas.

2. Cuele la infusión o decocción en una jarra y vierta en un cazo limpio.

3. Por cada 500 ml de infusión añada 500 g de miel caliente o de azúcar no refinado y remueva constantemente hasta su disolución. Cueza a fuego lento hasta que la mixtura adquiera una consistencia de jarabe, retire del fuego y deje enfriar.

4. Vierta en botellas y selle con el tapón de corcho. Los jarabes pueden fermentar, en cuyo caso los tapones de corcho simplemente saltarán, mientras que las botellas con tapón de rosca podrían explotar.

 

 

Menú de este tema

Home