La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

VIRTUDES TERAPÉUTICAS DE LOS EXTRACTOS VEGETALES

A continuación se definen los términos que se utilizan y algunos más, tanto los relacionados con las propiedades medicinales de las plantas, como los referidos a anomalías o enfermedades. Cuando el término corresponde a una planta, se ha optado por el género femenino, cuando ello ha sido posible.

• Absceso. Secreción de pus.

• Absorbente. Que absorbe sustancias tóxicas y las neutraliza.

• Afrodisíaca. Que excita el apetito sexual.

• Almorranas. Hemorroides.

• Amigdalitis. Inflamación de las amígdalas.

• Analgésica. Que combate el dolor.

• Anemia. Disminución «el número de glóbulos rojos en la sangre.

• Anorexia. Falta de apetito.

• Antiálgico. Analgésico.

• Antiasmática. Que reprime los ataques asmáticos.

• Antidiarreica. Que corta ias diarreas.

• Antihelmíntica. Que destruye o expulsa gusanos (generalmente de los intestinos).

• Antifúngica. Que evita el desarrollo de hongos o los destruye.

• Antipirética. Que hace descender la fiebre.

• Antirreumática. Que alivia el dolor o reduce la inflamación en procesos reumáticos o de articulaciones.

• Antiséptica. Que elimina los microorganismos.

• Antitusígena. Contra la tos. Equivale a béquica.

• Aperitiva. Que estimula el apetito.

• Artritis. Dolor en las articulaciones.

• Asma. Nombre que reciben diversas enfermedades en las que se ocasionan accesos de dificultad respiratoria, con opresión pectoral.

• Astenia. Cansancio, agotamiento.

• Balsámica. Que posee propiedades antisépticas y tonificadoras del aparato respiratorio.

• Béquica. Contra la tos.

• Bronquio. Cada una de las dos ramificaciones de la tráquea que se dirigen a los pulmones.

• Bronquitis. Inflamación de los bronquios.

• Cálculo. Acumulo de sales minerales que adquiere consistencia dura, de tamaño variable. Es lo que suele llamarse «piedra» (piedra en el riñón, en el hígado).

• Calmante. Contra el dolor. Equivale a analgésico.

• Cardiaca. Que combate las enfermedades del corazón.

• Carminativa. Que elimina los gases intestinales.

• Cáustica. Que ejerce una acción química corrosiva sobre los tejidos orgánicos.

• Cefalea. Dolor de cabeza.

• Cistitis. Inflamación de la vejiga urinaria, generalmente producida por una infección.

• Coagulante. Que evita las hemorragias al favorecer la coagulación de la sangre.

• Colagoga. Que promueve la secreción de bilis sobre el intestino, con lo cual se favorece la digestión.

• Colitis. Inflamación del colon (intestino grueso) que se manifiesta con dolores abdominales y diarreas.

• Conjuntivitis. Inflamación de la conjuntiva ocular (la cara interna de los párpados o la externa del ojo), debida generalmente a infecciones o alergias.

• Contusión. Lesión traumática muscular (producida por un golpe violento o por presión) que no ocasiona herida.

• Depurativa. Que elimina las toxinas y sustancias indeseables de los líquidos orgánicos, especialmente la sangre.

• Diabetes. Enfermedad del metabolismo caracterizada por la dificultad de absorción de la glucosa por los tejidos, acumulándose ésta en la sangre.

• Diarrea. Anomalía caracterizada por un incremento en el número y cantidad de las deposiciones, las cuales pierden consistencia y son, prácticamente, líquidas.

• Digestiva. Que colabora en las funciones digestivas, del estómago o de los intestinos.

• Disentería. Nombre dado a diversas enfermedades caracterizadas por la expulsión de heces líquidas, con dolores abdominales, de forma casi continuada; habitualmente se acompaña de moco y sangre. Se habla de disentería amebiana cuando la causa es un protozoo, y de disentería bacilar cuando la produce la bacteria Shigella.

• Diurética. Que favorece la eliminación de orina.

• Eccema. Enfermedad de la piel caracterizada por la aparición de puntos o manchas que causan un intenso picor, con vesículas que fácilmente se revientan.

• Emenagoga. Que estimula o facilita la menstruación.

• Emética. Que provoca el vómito.

• Emoliente. Que ablanda las partes inflamadas o hinchadas por acumulación de líquidos orgánicos.

• Enteritis. Inflamación del intestino (generalmente el delgado). No tiene por qué manifestarse con diarreas, como en el caso de la colitis.

• Escorbuto. Enfermedad producida por la falta de vitamina C. Se manifiesta por hemorragias en las encías y anemia. En los niños puede ocasionar dificultades en el crecimiento.

• Espasmos. Contracción involuntaria de un músculo, generalmente de fibra lisa, como los que dirigen los movimientos intestinales.

• Estimulante. Que favorece, ayuda o colabora en el funcionamiento de un órgano, aparato o sistema.

• Estomacal. Que excita o favorece la acción digestiva del estómago.

• Estreñimiento. Estado del organismo en que las deposiciones son escasas y dificultosas por su fuerte consistencia.

• Excitante. Que incrementa la rapidez o la intensidad de los estímulos nerviosos.

• Expectorante. Que favorece la expulsión de secreciones pulmonares.

• Faringitis. Inflamación de la faringe (garganta).

• Febrífuga. Que hace bajar la fiebre.

• Fiebre. Temperatura corporal anormalmente elevada.

• Fístula. Conducto patológico que une dos cavidades o una cavidad con el exterior.

• Galactógena. Que estimula la secreción de leche.

• Gástrica. Relacionada con el estómago.

• Gota. Enfermedad caracterizada por el incremento de ácido úrico en la sangre. Se manifiesta por dolores agudos en alguna articulación, y es frecuente la hinchazón del dedo gordo del pie.

• Hemorragia. Pérdida de sangre por la rotura de un vaso sanguíneo.

• Hemorroides. Dilatación de una vena cercana al ano, originando un abultamiento externo que suele causar escozor y pequeñas hemorragias. También se conocen como almorranas.

• Hemostática. Que detiene la hemorragia.

• Herida. Discontinuidad en la piel y tejidos adyacentes.

• Hipnótica. Que produce una alteración temporal de la conciencia, con modificación de la voluntad, la cual puede ser dirigida por otra persona.

• Infección. Enfermedad causada por un microorganismo.

• Infestación. Enfermedad causada por parásitos, como los gusanos intestinales.

• Inflamación. Alteración de los tejidos orgánicos como respuesta a una agresión externa. Se caracteriza por hinchazón, calor, enrojecimiento y dolor.

• Insomnio. Falta de sueño.

• Irritante. Que produce una excitación anormal en un tejido o en una parte del organismo.

• Laxante. Que facilita la evacuación de heces del intestino.

• Luxación. Salida de un hueso (totalmente o en parte) de su articulación.

• Meteorismo. Acumulación de gases en el tubo digestivo.

• Narcótica. Que origina un estado de sueño profundo.

• Náuseas. Sensación desagradable que precede al vómito.

• Neumonía. Inflamación del pulmón o parte de él, producida generalmente por un agente infeccioso. Equivale a pulmonía.

• Neuralgia. Dolor que se irradia a lo largo de un nervio.

• Pectoral. Que actúa sobre las secreciones bronquiales facilitando su expulsión.

• Pulmonía. Inflamación del pulmón. Es más adecuado utilizar el término equivalente: neumonía.

• Purgante. Laxante de acción contundente.

• Reumatismo. Nombre que reciben diversas enfermedades en las que se manifiestan dolores y limitaciones funcionales en huesos, músculos o articulaciones.

• Sarpullido. Aparición de muchos y pequeños granos sobre la piel, como manifestación de diferentes anomalías (infecciones, alergias, irritaciones, etc.).

• Solitaria. Presencia de una tenia en el intestino. Recibe el nombre de solitaria porque la infestación se produce por una sola tenia.

• Sudorífica. Que provoca la secreción de sudor.

• Sedante. Que disminuye la excitación del sistema nervioso.

• Tenia. Gusano plano, parásito del hombre y otros mamíferos, formado por una cabeza y muchos anillos. La cabeza se une a las paredes del intestino mediante garfios o ventosas y produce continuamente anillos repletos de huevos que se expulsan con las heces. Mientras no se elimine la cabeza, no se da por resuelta la infestación.

• Tenífuga. Que expulsa tenias del intestino.

• Tónica. Que estimula, fortalece o restablece el estado normal de un determinado órgano o sistema.

• Tráquea. Conducto anillado que forma parte del aparato respiratorio y conecta la laringe con los bronquios.

• Úlcera. Discontinuidad en la piel o mucosas, con pérdida de sustancia y dificultad de regeneración de la misma.

• Urticaria. Aparición de pequeños granos sobre la piel, con prurito intenso y que desaparecen rápidamente. Se ocasiona por fenómenos alérgicos (contacto con plantas) o psíquicos (estrés).

• Vermífuga. Que expulsa los gusanos (del intestino).

• Vértigo. Sensación de pérdida del equilibrio.

• Vomitiva. Que provoca el vómito.

• Vómito. Expulsión violenta, por la boca, del contenido del estómago.

• Vulneraria. Que cura las heridas y las llagas.

 

 

Menú de este tema

Home