La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

VALERIANA (Valeriana officinalis)

Un conocido herbolario de la Edad Media, Fabio Colonna, fue el primero en utilizar la valeriana, y afirma en su obra Phytobasanos, escrita en 1592, que la utilizó para sanar la epilepsia que padecía. En la literatura castellana, muchos autores hacen referencias a nuestra planta para curar de la excitación nerviosa.

 

CARACTERÍSTICAS

Planta verde que muere con el verano para brotar en la primavera siguiente. Forma tallos rectos, huecos, erguidos, de hasta 2 m de altura, con pocas hojas, agrupadas de dos en dos. Las flores, blancas o rosa, se agrupan en una gran inflorescencia (conjunto de flores) en su extremo. En su base se forma un rizoma del que surgen, casi horizontalmente, otros tallos subterráneos y raíces, en todas direcciones. Las hojas y el rizoma tienen sabor amargo y un olor característico (el rizoma seco huele a queso fuerte). También se denomina hierba de los gatos.

 

LOCALIZACIÓN

Vive en los prados, en los bosques húmedos y sombríos. Requiere mucha agua y tierras profundas. Se encuentra en la montaña hasta los 2.000 m de altura. En los bosques húmedos de México, los aztecas ya utilizaban una valeriana autóctona para combatir sus estados de ansiedad.

 

PRINCIPIOS ACTIVOS

Contiene alcaloides, aceites esenciales y la sustancia que le confiere sus propiedades farmacológicas: el ácido valeriánico.

 

PROPIEDADES MEDICINALES

Se la considera la planta adecuada para los nervios. Tiene propiedades antiespasmódicas, hipnóticas y sedantes. Calma los estados de excitación y el estrés.

 

RECOLECCIÓN

Puesto que nos interesa el rizoma, debe arrancarse la planta antes de la floración, pues cuando ésta llega, los jugos nutritivos del rizoma y la raíz son movilizados hacia los capullos. La floración tiene lugar en primavera o verano, según las circunstancias climáticas. El rizoma puede secarse, aunque siempre es mejor utilizarlo fresco.

Para guardarlo, antes de secarlo al sol, debe lavarse con agua, pero sin rascar, pues los principios activos se encuentran bajo las capas superficiales. Se conservará en botes herméticos, al abrigo de la luz y de la humedad.

 

USOS Y APLICACIONES

Se utiliza en tintura o infusión. Como calmante de los nervios, es recomendable la siguiente preparación: en un mortero se pican 50 gramos de rizoma y se añade un vaso de agua; se puede utilizar al día siguiente, una vez colado el líquido y endulzado con azúcar o miel (puede tomarse caliente). Es asimismo eficaz contra los vómitos, la timpanitis y los parásitos intestinales. También puede prepararse un vino de valeriana añadiendo a un litro de vino (fino u oloroso) 200 gramos de rizoma machacado. Se mantiene durante dos semanas, removiendo la botella cada día. Se pueden tomar dos o tres tazas de café como máximo al día.

 

 

Menú de este tema

Home