La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

SALVIA (Salvia afficinalis)

Se conocen unas 700 especies de salvias que se distribuyen por todas las zonas templadas del planeta; sin embargo, Salvia officinalis es la que suele utilizarse para extraer sustancias farmacológicamente activas. Se trata de una planta europea. En América tropical y subtropical existe una especie con las flores totalmente rojas (S. coccínea) cuya polinización la llevan a cabo los colibríes; otra especie, también con las flores rojas, que se encuentra en estado silvestre en la cuenca amazónica y se planta en jardines, es la S. splendens.

 

CARACTERÍSTICAS

Se trata de una mata que alcanza algo más de medio metro de altura, de tallo ramificado, herbáceo, leñoso en la base, con hojas repartidas a lo largo del tallo de dos en dos, una frente a la otra, con ambos pecíolos fusionados en el nudo que forman al insertase en el tallo. De color verde blanquecino debido a la vellosidad que las recubre, son desigualmente alargadas, aunque siempre elípticas. Las flores, de color azul intenso, a veces violáceas, forman como espigas en los extremos de los tallos. Su aroma y su sabor son muy agradables. Se llama así mismo savia y selima.

 

LOCALIZACIÓN

La salvia es oriunda de las montañas de la cuenca mediterránea, desde España a Turquía y desde Siria a Marruecos. Vive en terrenos áridos, secos, de naturaleza calcárea.

 

PRINCIPIOS ACTIVOS

Hojas y flores poseen gran cantidad de esencia (rica en alcanfor, cineol y otras sustancias aromáticas); también contienen taninos y sustancias amargas.

 

PROPIEDADES MEDICINALES
Santa Hildegarda, benedictina alemana que vivió en el siglo xn y se hizo famosa por sus estudios sobre las plantas medicinales, siempre recordaba a sus discípulos una vieja sentencia que rezaba así: «¿De qué puede morir quien planta salvia en su jardín si no existe ningún remedio contra el poder de la muerte?». Es decir: aunque, prudentemente, reconoce que nada puede evitar la muerte, es difícil que le alcance a quien utiliza salvia. El rey Luis XIV de Francia bebía cada mañana, al levantarse, una taza de salvia y verónica, y murió a los 72 años, edad muy avanzada por entonces. Es una de las plantas a las que se atribuyen miles de propiedades. Estimulante de los sistemas circulatorio y nervioso, tonifica el organismo, es antiséptica, cura las heridas, corta las hemorragias y hace descender el nivel de glucosa (azúcar) en la sangre. También sirve para ayudar a regular los ciclos menstruales.

 

RECOLECCIÓN

Se utilizan las sumidades floridas (ramitas con flores y hojas), que se cortan al inicio de la floración, a principios de verano. Es recomendable esperar que el día sea seco y soleado y con el sol bien alto para que hayan desaparecido las gotitas de humedad de la planta. Se secan a la sombra y se guardan en un frasco tapado herméticamente y al abrigo de la luz.

 

USOS Y APLICACIONES

La forma más corriente es la infusión (más o menos una sumidad por taza), de la que se tomarán tres tazas al día, con las comidas. Con el vino de salvia puede enjuagarse la boca para fortalecer las encías y evitar que sangren (se prepara dejando macerar durante nueve días 100 gramos de salvia en un litro de vino tinto de alta graduación). Para favorecer la circulación sanguínea, pueden hacerse masajes con la tintura, que se preparará con 100 gramos de salvia y un litro de alcohol rebajado (tres cuartos de litro de alcohol y un cuarto de agua), manteniendo el recipiente tapado durante una semana, pero agitándolo cada día. El líquido de la decocción es útil para fortalecer los cabellos. La infusión puede sustituir al café, pues siendo tónica y estimulante como éste, no quita el sueño.

 

 

Menú de este tema

Home