La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

REGALIZ (Glycyrrhiza glabra)

Se trata de una planta vivaz (que vive más de dos años), de tallo erguido que brota en primavera y se seca en invierno, de hasta un metro de altura. Produce un rizoma (tallo subterráneo) del que van surgiendo brotes constantemente. En el rizoma nace una raíz que se hunde más o menos un palmo en el suelo, la cual se ramifica en delgadas raicillas que pueden alcanzar un metro de longitud, de sabor muy dulce. Alrededor del tallo aéreo se disponen las hojas, compuestas de entre nueve y diecinueve folíolos (subdivisiones que parecen hojas enteras), pero siempre en número impar, puesto que se disponen por pares, enfrentados, y uno en el extremo, de sabor amargo, al contrario que la raíz. Las flores se desarrollan en una espiga, en el extremo de un pedúnculo que nace en las axilas de las hojas, de color azul pálido o lila. El fruto es una legumbre que contiene como máximo 4 semillas. Se la conoce también como orozuz y agarradera.

 

LOCALIZACIÓN

Aunque existen unas doce especies de regaliz repartidas en los cinco continentes, el regaliz medicinal es una planta propia de la región mediterránea, cuyas primeras referencias datan del antiguo Egipto. Vive en zonas húmedas, junto a los ríos, lagos o charcas, en tierras arcillosas. Se puede cultivar plantando trocitos de rizoma que, al cabo de tres años, ya habrá desarrollado raíces productivas.

 

PRINCIPIOS ACTIVOS
La raíz es el órgano que contiene las sustancias con propiedades medicinales. Su principal componente es una saponina, la glicirricina, que va acompañada de glúcidos (responsables del sabor dulce de la raíz); además, se encuentra un tanino.

 

PROPIEDADES MEDICINALES

El regaliz es béquico (activo contra la tos), reduce las secreciones bronquiales y colabora en la curación de bronquitis leves. Desde que los egipcios empezaron a utilizarlo hasta hace tan sólo medio siglo, se le atribuía únicamente actividad terapéutica sobre el aparato respiratorio, pero recientes estudios realizados hacia 1950 demostraron que el regaliz también tiene una importante capacidad para curar las úlceras de estómago.

RECOLECCIÓN

Hay que esperar a que la planta cumpla tres años para que pueda empezar a utilizarse su raíz; antes, carece de principios activos. Debe extraerse en otoño, cuando la planta empieza a secarse. Se cortan las ramificaciones, de forma que la planta pueda seguir viviendo. Se limpia de tierra y se deja secar al sol. Puede guardarse en frascos cerrados herméticamente, en lugar fresco y seco, en la oscuridad.

 

USOS Y APLICACIONES

La forma clásica de utilizar el regaliz es mascándolo, muy práctica contra las llagas de estómago; pero para combatir la tos y la bronquitis, es preferible tomar tres veces al día una taza del líquido obtenido tras macerar 100 gramos de raíz (cortada a tocitos) en un litro de agua durante un día. Puede calentarse ligeramente. Hay que vigilar a los niños, pues el masticar regaliz quita las ganas de comer. Si se toma en exceso, puede aumentar la tensión arterial. Muchos productos farmacéuticos incluyen el extracto de regaliz en sus fórmulas. También se encuentra como aditivo en la cerveza inglesa denominada «porter».

 

 

Menú de este tema

Home