La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

MELISA (Melissa officinalis)

Los árabes, en el siglo X, consideraban la melisa como la planta del corazón, tanto en sentido estricto (se utilizaba contra cualquier alteración cardiaca y para regular el latido), como en sentido metafórico (se recomendaba para reponerse del mal de amores, de la tristeza, de los desánimos, etc.). La cultura cristiana pasó por alto, como tantas otras aportaciones árabes a la ciencia, las propiedades medicinales de la melisa, y hubo que esperar hasta el siglo XX para rehabilitar nuestra planta.

 

CARACTERÍSTICAS

Es una planta vivaz cuya parte aérea (tallo y hojas) se seca cada año y brotan nuevos tallos con la primavera. Crece hasta alcanzar un metro de altura, con un tallo erguido, ramificado desde la base, de sección cuadrada. Las hojas son muy grandes (de unos 8 cm de longitud por 5 de anchura), ovaladas, con los bordes dentados y las nerviaciones fuertemente marcadas en la cara inferior. Crecen de dos en dos, una frente a otra, insertadas en el tallo en el mismo punto en que se desarrollan las flores o una pequeña rama portadora de flores. Éstas son amarillentas al principio, pero durante el desarrollo se van tornando blancas o rosadas. La planta entera desprende un agradable aroma que recuerda al limón. Se le conoce también como toronjil, abeyadera y cidronella.


LOCALIZACIÓN

Es originaria del sur de Europa, aunque se encuentra en todas partes. Perfectamente adaptada al continente americano, aparece por los caminos, junto a los huertos y riachuelos, procedente de cultivos abandonados.

 

PRINCIPIOS ACTIVOS
Se utilizan el tallo y las hojas, que, aunque en poca proporción, contienen esencia, rica en aceite, y una sustancia característica, el citronelal, responsable del olor a limón que desprenden. También poseen taninos y resinas. Estas últimas abundan en las hojas, en las cuales se encuentran, además, mucílago y una sustancia amarga.

 

PROPIEDADES MEDICINALES

Como afirmaban los árabes, es la planta del corazón, pues es estimulante, apta para reanimar a los desvanecidos y para aumentar la tensión arterial. También actúa sobre el sistema nervioso, por lo que está indicada como calmante en cualquier tipo de excitación nerviosa o como tónico para alegrar los estados en que el ánimo se encuentra decaído.

 

RECOLECCIÓN

Se utilizan las sumidades floridas (extremos de los tallos que contienen flores y hojas), que deben cortarse antes de que eclosionen los capullos, pues al florecer se pierden las sustancias activas, y puesto que la melisa las posee en bajas cantidades, deben aprovecharse al máximo. Se pueden desecar o utilizarse directamente, frescas.

 

USOS Y APLICACIONES

Se utiliza en infusión, aunque, excepcionalmente, no importa la cantidad de planta que se utilice, pues nunca será excesiva. (Recordemos que posee poca cantidad de principios activos.) Se suelen tomar tres tazas al día, o más, aunque lo más habitual es tomar una única taza cuando se tiene un momento de excitación y se necesita un calmante inmediato (la melisa cumple esta función, pues con miel es agradable al gusto y ejerce un efecto psicológico suplementario). No existe ningún impedimento para tomar la infusión por simple placer; al contrario, es recomendable como tónico.

 

 

Menú de este tema

Home