La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

IPECACUANA (Uragoga ipecacuanha)

CARACTERÍSTICAS

Es una pequeña hierba, perenne, de tallos tortuosos. La raíz es ramificada, cilíndrica, formada por anillos, uno junto a otro en toda su longitud. Las hojas, elípticas, acabadas en punta, se distribuyen dos a dos a lo largo del tallo. Las flores son blancas, pequeñas, con cinco pétalos, formando ramilletes en el extremo de los tallos. El fruto es una pequeña baya en forma de pelota de rugby.

 

LOCALIZACIÓN

Vive exclusivamente en las zonas templadas de América del Sur. No se ha conseguido adaptar a otras condiciones climáticas ni geográficas por mucho que se ha intentado, pues ni en Europa ni en América del Norte se ha conseguido obtener cultivos con un mínimo nivel de productividad.

 

PRINCIPIOS ACTIVOS

En la raíz de ipecacuana existen sustancias que también se encuentran en otras plantas, como azúcar, grasas, glucósidos, taninos o saponinas, pero el verdadero y exclusivo valor farmacológico se debe a la presencia de siete alcaloides que se encuentran en la corteza de la raíz, de entre los cuales merece destacar la emetina y la cefelina.

La ipecacuana, esta planta medicinal originaría de América tropical, presenta una tortuosa raíz, formada por una serie de anillos, que contiene siete alcaloides, entre los que destacan la emetina y la cefelina.

 

PROPIEDADES MEDICINALES

La corteza de la raíz irrita la piel y las mucosas, y es muy irritante su contacto con el ojo, ya que puede perforar la córnea. La inhalación del polvo causa estornudos y fuertes accesos de tos. Su ingestión también es peligrosa para las mucosas gástricas e intestinales. Su principal aplicación terapéutica es emética (para provocar el vómito) y expectorante (para fluidificar las secreciones bronquiales). Además, resulta eficaz contra la disentería amebiana, pues destruye las amebas que se encuentran en la mucosa intestinal.

 

RECOLECCIÓN

Tiene lugar durante todo el año, mientras las condiciones climatológicas lo permiten. Se realiza con unos palos acabados en punta (poayas) con los que se arrancan las raíces secundarias, dejando la principal enterrada para que vuelva a regenerar nuevas plantas. Se secan al sol y se preparan para ser comercializadas. El comercio las presenta como polvo de ipecacuana, esto es, corteza de la raíz triturada y molida.

 

USOS Y APLICACIONES

Debe utilizarse con precaución, por la toxicidad que puede causar a las mucosas (ojos, boca, estómago e intestinos) una dosis excesiva, por lo cual deben emplearse preparados comerciales o seguir al pie de la letra las indicaciones y posologías de los especialistas. A título informativo, es interesante saber que, como vomitivo, se usa el polvo directamente o diluido en agua, y como antidisentérico o expectorante se prefiere la forma de infusión. También puede emplearse como vino, como jarabe o como tintura.

 

 

Menú de este tema

Home