La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

FUMARIA (Fumaria officinalis)

Su nombre procede de la palabra latina fumus, que significa humo, y hace alusión a que el conjunto de estas plantitas, de coloración grisácea, parece una emanación de humo (en lengua francesa se conoce como fume-terre, es decir «humo en el suelo»). También se dice que el zumo de la planta irrita los ojos y hace llorar, como lo haría el humo. Por esta razón en algunas regiones europeas es «la hierba de la viuda».

 

CARACTERÍSTICAS

Es una hierba anual, de tallo verde, ramificado, con tonalidades grises (rojizas en la parte inferior), de hasta 70 cm de altura. El color verde de las hojas es tan claro que aparenta un gris difuso; abundan, son pequeñas, están divididas en lóbulos, como el perejil (también se la ha llamado falso perejil). Las flores nacen en un pedúnculo que se une al tallo en el mismo punto en que arranca otro pedúnculo con hojas. Se distribuyen a lo largo de él en forma de espiga.

 

LOCALIZACIÓN

Vive en el continente euroasiático, y en los países ribereños del Mediterráneo es donde más abunda. Se ha adaptado, con éxito a las condiciones climáticas de América del Norte, donde en la actualidad se encuentra en estado salvaje.

 

PRINCIPIOS ACTIVOS

Toda la planta, pero especialmente las flores, contiene un alcaloide, la protopina, taninos y ácido fumárico, pero sus cualidades terapéuticas se deben a otras sustancias no identificadas.

 

PROPIEDADES MEDICINALES

Dioscórides en el siglo I y Galeno en el II, ya conocían sus efectos benéficos sobre la secreción biliar y las funciones hepáticas. En el siglo X, los médicos árabes la seguían aplicando, y en el XVI se introdujo en América como el remedio para las enfermedades intestinales. Es también depurativa.

 

RECOLECCIÓN

Se utilizan las flores, aunque por comodidad pueden aprovecharse las ramitas que las contienen. Deben cortarse en cuanto empieza la floración, sin esperar a que se marchiten; aproximadamente en la segunda mitad de la primavera. Puede emplearse la planta fresca, pero si se quiere guardar para el invierno, la desecación se realizará rápidamente, extendiendo las flores sobre lienzos (o papeles absorbentes) en un lugar ventilado y sin luz.

 

USOS Y APLICACIONES

Para trastornos viscerales se usa en infusión, preparada con una cucharadita de flores secas por taza de agua. Se tomarán tres al día, después de las comidas: es un buen estimulante de las secreciones biliares y de la orina, activa la función del hígado y purifica la sangre. También ayuda a deshacer los cálculos (piedras) del hígado. Como depurativa, contra las erupciones cutáneas, puede tomarse la infusión por las mañanas, en ayunas, aunque es preferible una taza de un zumo depurativo que se prepara con berros, achicoria, pencas de lechuga fresca y fumaria a partes iguales.

Se pasan por la trituradora y se toma el zumo resultante por las mañanas, en ayunas, con miel o azúcar; basta con medio vasito cada día (unos 50 ml).

 

 

Menú de este tema

Home