La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

EUFRASIA (Euphrasia officinalis)

Se trata de una planta anual que no levanta más de dos palmos del suelo, de tallo erecto, rojizo, ramificado. Las hojas, de color verde grisáceo, ovaladas, pequeñas, con los bordes dentados, se disponen de dos en dos, una frente a la otra, cubriendo el tallo casi en su totalidad. Poseen muchas glándulas que rezuman esencia. Las flores, blancas, con unas rayas violetas en la parte interior de los pétalos, en forma de copa, de no más de un centímetro, se disponen en la parte superior del tallo. El fruto es una cápsula cerrada, dividida en dos compartimientos, cada uno de los cuales contiene varias semillas que se son arrojadas al exterior cuando, al madurar, se abren. Las raíces poseen muchas ramificaciones que se adentran en las raíces de las plantas vecinas y absorben la savia de éstas.

 

LOCALIZACIÓN

Vive en Europa, en el llano y en las montañas más altas. Se ha encontrado a 3.000 m de altitud. Vive junto a otras plantas, de las que, en parte, se alimenta a través de sus raíces chupadoras de savia; sin embargo, puede vivir sin parasitar ninguna otra planta. Se desarrolla en los prados y lugares alejados de la sombra.

 

PRINCIPIOS ACTIVOS

Toda la planta, es decir, raíz, tallo, hojas, flores y frutos contienen sustancias farmacológicamente activas: un glucósido, aceite esencial, resina, taninos y un pigmento responsable de la coloración rojiza del tallo.

 

PROPIEDADES MEDICINALES

Es, como decíamos al principio, la planta de los ojos. Es analgésica, antiinflamatoria y antiséptica.

 

RECOLECCIÓN

Se utiliza la planta entera, que debe arrancarse (puede prescindirse de la raíz) cuando empieza a florecer, esto es, en pleno verano. Debe secarse rápidamente y a la sombra, pues una vez separada la planta del suelo, empiezan a degradarse los aceites esenciales y aún con más rapidez en presencia de la luz solar. Se guarda en recipientes con cierre hermético, en lugares secos y oscuros.

 

USOS Y APLICACIONES

Hubo un tiempo en que se colocaban las flores directamente sobre los ojos para sanarlos de cualquier enfermedad; pero la mejor forma de utilizar la eufrasia es con el líquido de una infusión preparada como sigue: se colocan unos 15 gramos de planta seca (hojas, flores o ramos) en una taza, se llena con agua hirviendo y se tapa, se deja enfriar y se aplica directamente sobre los ojos, con un cuentagotas o con un paño empapado. Es eficaz contra la conjuntivitis, para eliminar las legañas o para aliviar el dolor de los globos oculares cuando se ha forzado la vista.
Se aplicará tres o cuatro veces al día. La infusión se prepara por la mañana y si sobra, se desprecia por la noche, pues no es conveniente guardarla de un día para otro.

 

 

Menú de este tema

Home