La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

ENEBRO (Juniperus communis)

Los frutos del enebro han fascinado desde antiguo a herbolarios y alquimistas, pues crudos, hervidos o desecados han servido para curar diversas dolencias y, en los últimos siglos, para elaborar una de las bebidas alcohólicas más conocidas, la ginebra.

 

CARACTERÍSTICAS

Es un pequeño árbol que, frecuentemente, presenta aspecto arbustivo de entre uno y dos metros de altura. Posee hojas en forma de aguja, agrupadas de tres en tres, de color verde intenso, con una línea blanca que recorre la cara inferior. Hay plantas masculinas y plantas femeninas; estas últimas son las que más interesan, por las propiedades de los frutos, denominados nebrinas, los cuales tardan tres años en madurar: son pequeñas falsas bayas de un centímetro de diámetro, verdes al principio, pero que se van oscureciendo pasando por violeta y llegando al negro con brillo azulado en el fruto maduro. De sabor agridulce, resinoso, su aroma es parecido al de la canela.

 

LOCALIZACIÓN
Ramita de enebro con sus falsas bayas verdes; a la derecha, detalle de una planta femenina con sus frutos maduros, llamados nebrinas. Para poder ser recolectadas, las nebrinas deben ser totalmente negras. Tanto en infusión como masticadas presentan un amplio espectro de propiedades terapéuticas.

Vive en las regiones montañosas templadas y frías del hemisferio Norte, tanto en Europa y Asia como en Norteamérica. En los Pirineos, se encuentra hasta a 2.500 m de altitud, en bosques de hayas, robles o pinos.

 

PRINCIPIOS ACTIVOS

La esencia del fruto es rica en terpenos, como el pineno o el juneno. Posee también juniperina, una sustancia astringente.

 

PROPIEDADES MEDICINALES

Al enebro se le ha atribuido un sinfín de virtudes: es antigotoso, carminativo, sudorífico, diurético, emenagogo, protector contra la arteriesclerosis...

 

RECOLECCIÓN

Las nebrinas deben estar maduras y, puesto que tardan tres años en madurar, distinguiremos el fruto maduro de más de dos años por su color, que ha de ser totalmente negro. La mejor época es el otoño, cuando ya ha desaparecido la flor y empiezan a aparecer los frutos jóvenes.

 

USOS Y APLICACIONES

Puede utilizarse en infusión; unas siete nebrinas frescas por taza, endulzada con miel. Sin embargo, a fin de aprovechar totalmente las propiedades del enebro, podemos tomar las nebrinas como si se tratara de caramelos, pero recordemos que siempre han de consumirse en número impar (5 o 7 después del almuerzo y la cena). Por otro lado, el enebro posee una gran importancia en la industria licorera, pues las nebrinas constituyen la materia prima para la elaboración de la ginebra.

 

 

Menú de este tema

Home