La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

CONSERVACIÓN DE LAS PLANTAS MEDICINALES

La conservación debe reducirse al mínimo tiempo posible. Si la desecación se ha realizado correctamente, pueden guardarse las plantas hasta el año siguiente. Debe buscarse un lugar seco, fresco y oscuro, con poca diferencia de temperatura -mejor cuanto más constante sea ésta- entre verano e invierno. La cocina no es un buen sitio, pues suelen alcanzarse altas temperaturas, incluso en invierno, al mantener los fogones encendidos. Un buen sitio sería un sótano ventilado, sin humedad. Las plantas pueden trocearse, se clasifican y, con etiquetas identificativas del tipo de planta de que se trata y haciendo constar la fecha, se colocan en recipientes metálicos inalterables (preferiblemente de acero inoxidable) o de vidrio, con cierre hermético. Resultan ideales los frascos de vidrio coloreados (generalmente de color ámbar o verde), pues evitan el paso de la luz y permiten ver su interior en todo momento, con lo que puede advertirse la presencia de gotitas de agua, señal de que la desecación no ha sido correcta.

 

 

Menú de este tema

Home