La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

CEBOLLA (Allium cepa)

Originaria del Próximo Oriente, donde se cultivaba hace más de 4.000 años, ha sido una de las plantas que todas las culturas han adaptado a su cocina por la gran cantidad de beneficios que proporciona a la salud.

 

CARACTERÍSTICAS

Es una planta de menos de un metro de altura, que se desarrolla a partir de un bulbo carnoso, con hojas envolventes y largas. Vive dos años: durante el primero se forma el bulbo, y durante el segundo crece el tallo y forma la flora y el fruto. Las flores se agrupan en una inflorescencia esférica que culmina el tallo.

 

LOCALIZACIÓN

No se encuentra en estado salvaje, pero se cultiva en todas partes.

 

PRINCIPIOS ACTIVOS

Las acciones terapéuticas de la cebolla sobre el organismo se deben a un compuesto que no se encuentra en otras plantas, el llamado «disulfuro de alilpropilo», un aceite volátil lacrimógeno. Además, posee vitaminas A, B, C, E y PP, azúcares, grasas, proteínas y sales minerales.

 

PROPIEDADES MEDICINALES

La lista de propiedades de la cebolla sería interminable. Podríamos decir que es diurética, abre el apetito, favorece la digestión y es ligeramente laxante. Calma la tos, elimina las secreciones bronquiales y es estimulante. Resulta útil para evitar que suba la presión arterial.

 

RECOLECCIÓN

El bulbo es la parte comestible. Se arranca a partir del primer año, en cualquier época según la región y el momento en que se plante. Si se arranca durante el primer año, cuando el bulbo aún no está totalmente desarrollado, se utiliza la planta entera (cebollas tiernas).

 

USOS Y APLICACIONES

Hay mil formas diferentes de condimentar las cebollas. Debe tenerse en cuenta que para que ejerza sus efectos con la máxima intensidad, debe tomarse cruda, y la mejor manera es en ensalada, aliñada con sal, aceite (de oliva) y vinagre. Sin embargo, no puede olvidarse la sopa de cebolla de nuestras abuelas: se doran 250 gramos de cebollas cortadas a trocitos (o ralladas) en mantequilla. Se añaden a la sartén unos 50 gramos de harina. Una vez dorada, se agrega un cucharón de caldo. Cuando ha adquirido una consistencia pastosa, se echa a una olla con caldo ya caliente (unos 2 litros). Se hierve durante una hora y se cuela. Se vuelve a calentar y se añaden 4 huevos batidos y 200 gramos de queso rallado. Retirar del fuego y servir. Puede servirse con unos picatostes. En México se usa la cebolla morada picada en trocitos, se deja macerar durante la noche y por la mañana se cuela el líquido que se utiliza como béquico.

 

 

Menú de este tema

Home