La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

ARTEMISA (Artemisia vulgaris)

Su apariencia es similar a la del ajenjo. De hecho, cuando se habla de los ajenjos, la artemisa queda incluida en el grupo (ambas pertenecen al género Artemisia); sin embargo, sus propiedades medicinales, como puede comprobarse, no son idénticas.

 

CARACTERÍSTICAS

Planta recta y erguida, como el ajenjo, pero más alta, de hasta un metro. El tallo, menos velloso, presenta una coloración rojiza característica. En su extremo se forman grupos de 10 o 12 pequeñas flores rojas que constituyen preciosos ramilletes. En algunas regiones la llaman hierba de san Juan.

 

LOCALIZACIÓN

Se cría en terrenos áridos, en climas secos, con inviernos relativamente fríos.

 

PRINCIPIOS ACTIVOS

La esencia, compuesta de sustancias aromáticas, se concentra en las flores, los únicos órganos de la planta que se aprovechan por sus virtudes medicinales.

 

PROPIEDADES MEDICINALES

Como decíamos, regula los ciclos menstruales, estimula la menstruación y calma los dolores tras el parto. Pero, además, tiene propiedades tónicas y aperitivas, como el ajenjo.

 

RECOLECCIÓN

Interesan las flores, por lo que debe esperarse a bien entrado el verano, cuando la floración esté en su punto culminante para cortarlas.

 

USOS Y APLICACIONES

Contra los dolores del postparto y los de la menstruación o para regular los ciclos, se toma en infusión: 100 gramos de inflorescencias por litro de agua; deben echarse las flores sobre el agua cuando ésta hierva, apartar el recipiente del ruego y mantenerlo tapado por lo menos cinco minutos. Debe tomarse caliente, endulzada con azúcar o miel. No se debe abusar (dos tazas al día como máximo), pues en exceso es tóxico. También pueden aplicarse las flores que se obtienen de la infusión, calientes, envueltas en un paño, sobre el abdomen, para calmar los dolores. Erróneamente, se le han atribuido propiedades abortivas. Sin embargo, no deben tomarla las mujeres embarazadas, ya que los principios activos pasarían al feto y ejercerían sobre él su toxicidad. Por la misma razón deben abstenerse las madres mientras den el pecho.

 

 

Menú de este tema

Home