La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

APIO (Apium graveolens)

Es una planta que, aunque empleada por sus virtudes medicinales, es de uso común como verdura o en ensalada, y resulta imprescindible en cualquier buen caldo que se precie de serlo.

 

CARACTERÍSTICAS

Tarda dos años en crecer. De tallo verde y hueco, alcanza más de medio metro de altura, coronándose con hermosas umbelas pobladas de múltiples florecillas blancas. Las hojas, rodeando al tallo, tienen forma triangular, con múltiples y profundas divisiones. Toda la planta desprende un aroma característico, agradable para unos pero molesto para otros.

 

LOCALIZACIÓN

En su estado natural, vive en lugares muy húmedos, con mucha agua, y soporta perfectamente aguas ligeramente salinas, por lo que debe buscarse cerca del mar, en las marismas, en zonas pantanosas de las desembocaduras de los ríos. El cultivo requiere clima no muy frío y riego abundante.

 

PRINCIPIOS ACTIVOS

Es un glucósido, la apuna, el compuesto que le confiere sus propiedades medicinales, aunque posee, además, vitaminas B y C y ácidos grasos. Un derivado de éstos, el ácido sedadónico, es el responsable del peculiar olor del apio.

PROPIEDADES MEDICINALES
Toda la planta (raíz, tallo, hojas, flores y frutos) contiene principios activos. Su principal aplicación es como diurético. También tiene propiedades estimulantes y colabora en el restablecimiento en enfermedades del riñon, vejiga e hígado.

 

RECOLECCIÓN

La cosecha tiene lugar al inicio del otoño, cuando la planta ha alcanzado su máximo desarrollo y los frutos ya han madurado.

 

USOS Y APLICACIONES

Debe usarse la planta fresca. Para preparar una bebida diurética, se trituran en un mortero las hojas y las pencas o se pasan por la picadora. Se cuela el líquido resultante y se toma a tacitas, pero no debe guardarse más de un par de días como máximo, pues con el tiempo se pierden las vitaminas. Otras formas de utilizarlo es en ensalada, aliñado con sal, aceite y vinagre, junto con lechuga y tomate; también puede añadirse cebolla o zanahoria. Recordemos que es imprescindible su uso para preparar un buen caldo. Si lo tomamos hervido, con verdura, se puede utilizar el agua resultante como loción anticaspa. Y aun más: con la raíz puede prepararse un jarabe aperitivo, junto con raíces de hinojo, espárrago, perejil y rusco. En estudios farmacológicos se ha establecido que es buen carminativo y sedante.

 

 

Menú de este tema

Home