La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

ACHICORIA (Cichorium intybus)

Es la planta que ha dado origen a verduras tan populares hoy como la escarola o la endibia. A partir de su cultivo en huertas, en el siglo XVII se seleccionaron variedades menos amargas a fin de que tuvieran más aceptación en la mesa. Sin embargo, puesto que estas «nuevas» verduras son menos amargas, poseen menos principios activos.

 

CARACTERÍSTICAS

Es una planta siempre verde, muy ramificada, de unos 30 cm de altura, aunque puede alcanzar un metro en buenas condiciones de cultivo. Contiene un látex muy amargo. Las hojas inferiores son grandes y están profundamente divididas en dientes muy marcados; las superiores, más pequeñas y con los bordes casi enteros, abrazan el tallo. Las flores, como margaritas, poseen unos preciosos pétalos de color azul intenso (es una de las pocas plantas que tienen las flores azules). Se abren con el alba y se cierran al atardecer. También recibe los nombres de almirón y amargón.

 

LOCALIZACIÓN
Crece espontáneamente al borde de los caminos, junto a los muros, en terrenos incultos de tierras bajas, en climas no demasiado fríos.

 

PRINCIPIOS ACTIVOS

La raíz es especialmente rica en inulina, y posee también azúcares, sales minerales y principios amargos (intibina). En las hojas también aparecen la inulina y la intibina, más vitaminas B, C, P y K. Las flores contienen un principio mucho más amargo que el de las hojas, la cicoriina.

 

PROPIEDADES MEDICINALES

Es tónica, aperitiva, diurética, facilita la digestión. Fue considerada por Galeno como la planta amiga del hígado.

 

RECOLECCIÓN

Las hojas deben cortarse antes de la floración, esto es, durante el verano. La raíz se arranca, en cambio, tras la floración, ya en pleno otoño (la floración dura unos tres meses).

 

USOS Y APLICACIONES

Como verdura, son preferibles las hojas más tiernas, menos amargas, de fácil digestión y aperitivas. Sin embargo, para estimular el apetito es preferible el agua resultante de la decocción de la raíz (unos 15 gramos por litro de agua). Se puede tomar un vaso media hora antes de las comidas.

Esta misma preparación se recomienda también como depurador hepático. Debe tenerse en cuenta que ninguna de las sustancias que contiene la achicoria es tóxica, por lo que puede administrarse a los niños con absoluta tranquilidad. Con la corteza de la raíz, seca y tostada, se prepara una bebida sucedánea del café.

 

 

Menú de este tema

Home