La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
 

DEJA QUE LA RESPIRACIÓN TE LLEVE AL CUERPO

A veces, cuando la mente ha estado muy activa, tiene tanta energía que me resulta imposible retirar la atención de ella y sentir el cuerpo interno. Esto me ocurre especialmente cuando entro en un circuito de preocupación o ansiedad. ¿Tienes alguna sugerencia?

Si en algún momento te resulta difícil contactar con el cuerpo interno, suele ser más fácil empezar centrándose en la respiración. La respiración consciente, que es una intensa meditación por derecho propio, te pondrá gradualmente en contacto con el cuerpo. Sigue la respiración con tu atención, el aire que entra y sale del cuerpo. Inspira y siente el abdomen expandirse y contraerse ligeramente con cada inspiración y espiración. Si te resulta fácil visualizar, cierra los ojos y obsérvate rodeado de luz o inmerso en sustancia luminosa, en un mar de conciencia. A continuación inspira esa luz. Siente que esa sustancia luminosa llena todo tu cuerpo y lo hace luminoso. A partir de ahí, gradualmente, céntrate más en la sensación. Ahora estás en tu cuerpo. No te apegues a ninguna imagen visual.

 

Menú de este tema

Home