La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

REUMATISMO. REMEDIOS NATURALES CON PLANTAS MEDICINALES

Enfermedad constitucional muy poco precisa, caracterizada, sobre todo, por un estado febril de duración y de gravedad variables, con manifestaciones inflamatorias dolorosas en las articulaciones y con dolores en las partes musculares y fibrosas del cuerpo: corazón, pulmones, riñones, etc.

El reumatismo muscular (mialgia), también conocido como fibrositis, es frecuente a partir de la mediana edad. En esta afección, el tejido conectivo y los tendones unidos a los músculos de las piernas y de los brazos se inflaman. Las friegas sudoríficas generalmente mejoran el malestar mientras que los remedios internos son útiles cuando el trastorno es persistente.

 

Alcachofa (Cynara Scolymus L,). Las raíces. Decocción 20 %, hervir 10 minutos. Tres tacitas al día.

Alcaparra o Taperera (Capparis Spinosa L.). La madera cortada a pedacitos. Decocción 3 %, hervir 12 minutos. Tres tacitas al día.

Bardana o Lampazo (Arctium Lappa L.). Las hojas. Hervir la nervadura de las hojas al 6 %, con agua, du­rante 20 m. Tres tazas diarias, fuera de las comidas.

Berro de prado (Cardamine Pratensis L.). Las hojas, comer las hojas como ensalada, aliñadas con aceite y buena cantidad de limón.

Boj (Buxus Sempervirens L.). Las hojas y la corteza. Decocción 5 %, hervir durante 10 minutos. Dos tazas al día.

Cebolla (Allium Cepa L.). El bulbo. Macerar, durante 10 días, 500 g de bulbos, cor­tados finos, en 1000 g de vino tinto amargo, y luego filtrar. Añadir 100 g de miel. Dos vasos al día.

Enebro o Ginebro (Juniperas Communis L,). Las bayas y los frutos. Las bayas: dejar, durante 10 días, en 100 g de alcohol de 60°, 10 g de bayas. Se emplea para fricciones locales. Los frutos: infusión 2 %, reposar 25 minutos. Tres tacitas diarias, fuera de las comidas.

Hipérico o Hierba de San Juan (Mypericum Perforatum L.). Las sumidades floridas. Infusión 4 %, reposar 18 m. Tres tacitas al día.

Limonero (Citrus Limonum Risso). Los frutos. Tomar el zumo de 1 limón al día, au­mentando gradualmente has­ta tomar 8 diarios.

Lúpulo (Humulus Lupulus L.). Los conos o inflorescencias femeninas. Infusión 2 %, reposar 20 minutos. Dos tacitas al día.

Mijo (Panicum Miliaceum L.). Las semillas. Decocción 4 %, hervir 5 minutos. Tres tacitas al día.

Orégano u Orenga (Origanum Vulgare L.). Las sumidades floridas. Decocción 3 %, hervir 12 minutos. Tres tacitas al día.

Ulmaria o Reina de los prados (Filipendula Ulmaria L.). Las sumidades floridas. Infusión 5 %, reposar 25 minutos. Tres tazas al día.

***

INFUSIÓN DE TRÉBOL DE AGUA Y ULMARIA

El trébol de agua es una planta acuática silvestre, que frecuentemente se encuentra en pantanos y en estanques poco profundos. Asimismo, la ulmaria crece en acequias húmedas. Ambas son antiinflamatonas y estimulantes digestivos. Mediante ¡a estimulación y el refuerzo de la digestión, ayudan a la eliminación de las toxinas, que comúnmente están asociadas con los trastornos musculares y articulares. Su sabor, amargo,
en este remedio se disimula con extracto de regaliz.

 

INGREDIENTES

15 g de hojas secas de trébol de agua (Menyanthes trifoliata)

10 g de ulmaria seca (Filipendula ulmaria)

5 g de milenrama seca (Achillea millefolium)

5 ml de extracto fluido de regaliz (Glycyrrhiza glabra)

500 ml de agua

 

CÓMO PREPARAR LA INFUSIÓN

1. Mezcle las plantas secas en una tetera o en una jarra y vierta sobre ellas el agua recién hervida. Deje reposar durante 10 minutos y cuele.

2. Añada el extracto de regaliz a la infusión ya colada y remueva bien. Guarde en una jarra tapada en un lugar fresco.

 

DOSIS

Tome un vaso (de vino) 3 veces al día, recalentando la infusión cada vez.

 

Tratamientos adicionales

• Aplique una friega elaborada con 10 gotas de aceite de lavanda, y la misma cantidad de aceite de mejorana, de tomillo y de enebro en 20 ml de aceite de almendras dulces sobre las zonas dolorosas varias veces al día.

• Si el dolor impide conciliar el sueño, antes de ir a dormir tome 5 ml de tintura de lechuga virosa y la misma cantidad de tintura de pasionaria diluidas en un poco de agua caliente.

• En algunas ocasiones pueden ser útiles las compresas calientes: mezcle 10 ml de tintura de árnica, 20 ml de tintura de bola de nieve y 20 ml de tintura de raíz de angélica en 150 ml de agua caliente. Empape un paño en la solución y aplique sobre la zona dolorida. Recaliente la mixtura para preparar una nueva compresa. Precaución: no use árnica si la piel está lesionada.

 

REMEDIOS COMERCIALIZADOS (SIN RECETA MÉDICA)

• No encontrará ninguna dificultad en hallar friegas para trastornos musculares, óseos y articulares. Busque combinaciones que contengan abedul, cayeputi, aceite y extractos de alcanfor, eucalipto, enebro, lavanda, menta, pino, romero, tomillo o gualteria.

• La garra del diablo es un potente remedio antiinflamatorio cuyo uso se ha extendido ampliamente en los últimos años. En algunos pacientes es muy eficaz, mientras que en otros carece no surtir efecto. Tómelo durante un mínimo de 6 semanas (siga las instrucciones del envase) antes de abandonar el tratamiento.

• Cuando compre remedios comercializados, busque los que combinan la angélica, la serpentaria, el trébol de agua, la bardana, las semillas de apio, la resina de guayaco, la ulmaria, la ortiga mayor, el sauce blanco, la milenrama y la acedera amarilla. Son plantas depurativas, antiinflamatorias y suaves estimulantes digestivos.

 

(*) Para la elaboración de los remedios (infusiones, tinturas, jarabes, etc.) visita Preparación de remedios

 

 

Menú de este tema

Home