La Página de la Vida / www.proyectopv.org

 
 

 

LAS SOPAS I

«Siete cosas hacen las sopas: quitan la hambre y la sed, llenan el vientre y limpian el diente, hacen sufrir y dormir y la mejilla roja venir.»

Las sopas nos suelen sugerir días de invierno, de lluvia, de infancia; los caldos nos recuerdan los estados gripales, las cremas frías el verano, pues cada una de ellas es adecuada para una estación y para un estado de salud o de ánimo.

Cuánto daríamos a veces por una buena sopa cuando llevamos tiempo fuera de casa o comiendo de forma irregular. Sería bueno volver al hábito y a la tradición de tomar al menos una sopa o un caldo diario en los días de frío. Ya sean de pan, de tomillo, de verduras, etcétera.

Es positivo usar el miso y el tamari para condimentar las sopas, especialmente en invierno, pues estos dos ingredientes aportan valiosas cualidades al organismo, además de dar un exquisito sabor al caldo.

Si añadís cereales o algo de proteína y un poco de algas conseguiréis una sopa tan completa que puede servir como único plato.

 

Trucos para realizar exquisitas sopas

Añadir una rama de tomillo al agua y unas hojas de laurel.

Poner sólo el agua necesaria para cubrir las verduras y cocinar, luego añadir el resto de agua. Quedan más sabrosas.

Añadir algunas semillas de sésamo tostadas y trituradas.

En invierno se pueden servir con unos cacahuetes troceados.

Servir en los boles unos cuadraditos de tofu frito o al vapor; le da un punto exótico a las sopas, además de agradable.

El daikon seco y el alga kombu mejoran el sabor de los caldos.

Un poquitín de sal al principio de la cocción, y al final condimentar con miso.

Añadir unas gotas de tamari al final de los caldos realza el sabor.

Las ciruelas umeboshi dan un sabor peculiar a las sopas. Los huesos de estas ciruelas también se ponen en los caldos o tés.

Poner un trocho de limón o de naranja en las sopas de miso las hace más refrescantes.

Decorar las sopas con perejil, cebollino o cebolla cruda.

 

SOPA DE MISO CON FIDEOS (4 personas)

Ingredientes:

1 1/2 l de agua

2 cebollas medianas

150 g de brócoli o coliflor

100 g de fideos integrales o al gluten

2 cucharaditas de semillas de sésamo trituradas

4 cucharaditas de miso

Aceite de sésamo

Perejil

 

Elaboración:

Cortar las cebollas a medias lunas y los troncitos del brócoli a rodajas bien finas. Poner a hervir el agua.

Pincelar una paella con aceite y saltear a fuego medio, la cebolla durante 2 minutos y los troncitos del brócoli 1 minuto. Echar los fideos y remover bien. Añadir al agua que deberá estar hirviendo. Bajar el fuego y cocinar con tapa durante 10 minutos. Pasado este tiempo, echar las flores de brócoli y las semillas de sésamo tostadas y trituradas y cocinar 7 minutos más. Coger un poco del caldo de la sopa y desleír la pasta de miso en el mismo, cuidando de que no queden grumos; añadir a la sopa, cocinar 2 minutos más sin que llegue a hervir. Dejar reposar y servir con perejil picado.

Nota'. Las semillas de sésamo se tuestan sin aceite, cuando empiezan a saltar, bajar el fuego y remover sin parar. Si al coger una semilla con los dedos, ésta se rompe, están ya tostadas.

 

SOPA DE ARROZ (4 personas) Ingredientes:

50 g de arroz

1 1/2 l de agua

2 dientes de ajo

1 cebolla grande

1 pimiento rojo

1 pimiento verde

1 trocito de apio

Azafrán

Aceite de oliva

Pimienta negra en grano

Sal

 

Elaboración:

Lavar el arroz. Cortar las cebollas a medias lunas y los pimientos a cuadrados. Pelar los ajos y machacar en el mortero junto con unas hebras de azafrán.

Poner el agua a hervir con el trozo de apio y la sal.

En una paella con unas gotas de aceite, saltear la pimienta, agregar la cebolla y remover bien unos minutos, añadir los pimientos, el arroz y los ajos triturados. Echar todo al agua que deberá estar hirviendo. Cocinar a fuego lento y con tapa, durante una hora y media hasta que los granos de arroz estén totalmente deshechos. Servir con tropezones de pan frito o tal cual.

Variante: Esta sopa puede elaborarse con cualquier otro cereal, como la cebada o la avena y sustituir la pimienta (si no se puede tomar) por unas gotas de jengibre rallado. Se puede hacer con puerros, con brócoli; sustituir el azafrán por tomillo o finas hierbas, añadir nabos, zanahorias, etcétera.

Nota: Las especias picantes, usadas con moderación, estimulan y ayudan a la digestión de las grasas, especialmente el jengibre. En exceso, debilitan y pueden llegar a crear problemas en el sistema digestivo. También son ideales para activar el sistema circulatorio. Aportan calor al organismo.

 

 

Menú de este tema

Home

 

 

 

 

 

La Página de la Vida en Facebook

Proyectopv en Facebook



PROYECTOPV, nuestro canal en Youtube

 

 

   Algunas sugerencias para que realices tu trabajo interior

   Cómo tener una erección más rápida, fuerte y duradera

   Experimenta a tu Yo Superior… y vive desde Él

 

   Recibe tu Boletín

 

Libros, presentaciones, posts...

 

Página Principal