La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

ALGAS MARINAS

 

Agar agar

Alga azul verde del Lago Klamath

Algas Kelp

Arame

Dulse

Espirulina

Fucus

Iziki

Kombu

Nori

Wakame

Otras algas

Del mar nos llega un recurso alimenticio, todavía muy desconocido, con muchas posibilidades culinarias y beneficios para nuestra salud. Puede ser conveniente incorporar las algas a nuestra dieta por su elevada concentración de vitaminas, minerales y aminoácidos. Se cuentan entre los alimentos más ricos en vitaminas del grupo B, vitaminas E y A. Son una fuente privilegiada de yodo y calcio y, en menor medida, de cinc, silicio y cromo, todos ellos minerales indispensables para un gran número de funciones del metabolismo. También son una buena alternativa a los lácteos. Algunas de estas algas pueden contener aminoácidos esenciales y también no esenciales, por lo que pueden suplir a los productos de origen animal en la aportación de proteínas. Son, además, ricas en fibra y escasas en azúcar, lo que las convierte en aptas para combatir la obesidad y para formar parte de las dietas para diabéticos. Algunas algas, como el fucus, la chlorella o la espirulina, son la base de suplementos dietéticos para perder peso, de los que hablamos en el apartado correspondiente.

Las algas han de consumirse preferentemente crudas, tras haberlas remojado unas horas, para que no pierdan sus propiedades. Normalmente se presentan desecadas, en hebras, tiras, barras o en polvo, y en la cocina se las combina con arroces, legumbres, verduras o como aderezo para sopas y cremas. También se elaboran gelatinas, natillas y dulces de gran calidad.

 

Menú de este tema

Home