La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

ACEITES VEGETALES

 

Aceite de amapola

Aceite de borraja

Aceite de cacahuete

Aceite de cártamo

Aceite de chufa

Aceite de comino negro

Aceite de germen de maíz

Aceite de germen de trigo

Aceite de girasol

Aceite de lino o linaza

Aceite de oliva

Aceite de onagra

Aceite de semillas de calabaza

Aceite de semillas de uva

Aceite de sésamo

Aceite de soja

Los aceites vegetales constituyen la mejor fuente de grasas insaturadas para la alimentación. Resultan indispensables para nuestra salud y previenen contra enfermedades vasculares.

Una primera clasificación general de los aceites se basa en la forma de extracción. Lo más usual en el mercado es encontrar aceite refinado. Este aceite es sometido a un tratamiento químico que asegure y alargue su conservación, además de mejorar su aspecto. Son tratamientos basados en la presión a altas temperaturas, seguida de sucesivas extracciones con disolventes químicos y antioxidantes. El aceite resultante dura más, pero habrá perdido parte de sus propiedades. Durante el calentamiento, a temperaturas que oscilan entre los 170 y los 230°C cuyo fin es eliminar el mal olor que hayan podido producir las sustancias químicas, las moléculas de los ácidos grasos insaturados se desnaturalizan. Este tipo de aceites pierde una de sus principales virtudes, que es la de disminuir el nivel de colesterol, además de parte de las vitaminas.

Frente a los aceites refinados se encuentran los obtenidos por presión en frío. El producto es sometido a un prensado en frío, a unas diez atmósferas en el caso de la oliva, gracias al cual se mantienen todas sus propiedades. Pero es un tipo de aceite más inestable, con más facilidad para volverse rancio por la oxidación y la presencia de enzimas y aceites esenciales.

Hablaremos de aceite biológico cuando nos refiramos a aceites en los que durante todo el proceso de cultivo, siembra, recolección, extracción y envasado no se han utilizado agentes químicos ni conservantes artificiales. Los aceites biológicos de primera presión en frío conservan toda la fuerza del sabor original y mantienen sus virtudes reparadoras, pero su periodo de conservación es corto, lo que hace que deban sur consumidos en plazos menores que los aceites industriales.

 

Propiedades de los aceites vírgenes y de primera presión en frío:

• No contienen colesterol y reducen su concentración en la sangre.

• Disminuyen el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y arteriosclerosis.

•Contribuyen a disminuir la tensión arterial y los niveles de azúcar en la sangre.

• Contienen una dosis importante de vitamina E, de gran poder antioxidante, y contribuyen a neutralizar los radicales libres.

• Tienen una beneficiosa influencia en el crecimiento de los huesos, pues facilitan la mineralización y calcificación idóneas, por lo que son aconsejables durante el crecimiento y corno prevención contra la osteoporosis.

• Estimulan la vesícula biliar y dificultan la formación de cálculos biliares.

• Regulan el tránsito intestinal y reducen la acidez gástrica.

 

Menú de este tema

Home