La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
 

Los sufís

Los desconocidos sufís aparentan ser de procedencia musulmana y muy probablemente árabes, aunque del mismo modo que los masones libres y aceptados se acomodan a cualquier tipo de religión, los sufís actúan del mismo modo. De hecho, aunque se conoce el Islam como "caparazón" del sufismo, es así porque consideran al sufismo como la enseñanza secreta contenida en todas las religiones.

La palabra sufí puede proceder de suf que en árabe significa "lana" y puede que haga referencia a las humildes vestimentas usadas por los primeros miembros de esta escuela esotérica.

Sin embargo los sufís forman una antigua masonería espiritual cuyos orígenes nunca han podido ser fechados ni averiguados. Como toda escuela de tradición oral, se mezcla la leyenda y la historia real de su verdadera génesis, y se contentan con indicar que sus ideas han estado presentes en distintos lugares y épocas. Sirva de ejemplo que consideran a Esopo como uno de sus Maestros.

Los sufís no están sujetos a dogmas, ni utilizan lugares específicos de culto, ni tan siquiera tiene un cuerpo doctrinal propio. Entre ellos se reconocen como "amigos" o "personas como nosotros", y a diferencia de los masones no tiene toque o palabras de paso, identificándose por medio de actitudes, costumbres o maneras de pensar. Las comunidades sufís giran en torno a un maestro pero no existen los grados entre sus miembros.

Se puede rastrear la filosofía sufí, desde hace mas de tres milenios. Su mayor esplendor fue durante los siglos VIII al XVII, continuando hoy vigentes, como siempre lo han estado y esparcidos por todos los países de la Tierra, pero dado su carácter totalmente secreto es prácticamente imposible su reconocimiento para los no iniciados. A ello ayuda su máxima de "estar en el mundo, pero no ser del mundo" liberándose de ambiciones, codicias, jactancias intelectuales, dogmáticas obediencias o temores a seres de más alta jerarquía social o política.

Su misticismo respeta todo tipo de religiones que contribuyan a la armonía social, ampliando las bases en que se asientan las religiones hacia una visión más noble y humana. Afirman que la luz emana de la propia experiencia humana y no de los argumentos filosóficos: "Aquel que prueba, sabe". Para los sufís lo válido es el carácter práctico de sus ideas y no las ideas mismas, la metafísica es totalmente inútil si no va a acompañada de una práctica humana.

Algunos historiadores defienden la tesis de que la masonería tuvo como origen una sociedad sufí. Conocida en Inglaterra bajo el reinado de Aethelstan (924 - 939) e introducida en Escocia bajo el disfraz del gremio de artesanos a principios del siglo XIV gracias a los Caballeros Templarios.

Su carácter secreto está fuera de toda duda. Si indagas sobre ellos observarás infinidad de contradicciones que se escriben, prueba del secretismo en el que se amparan.

 

 

Menú de este tema

Home