La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
 

 

Introducción.

Pueden ser cientos o miles las Sociedades Secretas que a lo largo de la historia se han desarrollado en todas las culturas, la más conocidas para nosotros son aquellas que habiéndose desarrollado en el mundo occidental, han dejado su impronta en nuestra sociedad actual o que aún hoy siguen existiendo secreta o discretamente.

Algunas de estas Sociedades tuvieron una vida efímera, otras una secular existencia; muchas, la mayoría, no tuvieron incidencia alguna en el devenir de la historia, otras han dejado su marca indeleble y aún hoy desconocemos el poder que ejercen.

Aquí les ofrecemos sólo un pequeño ramillete, aquellas que por su impronta, su actualidad o por su trascendencia, merecen ser conocidas. Destacando el perceptible paralelismo y ligazón que se observa entre unas y otras.

Si se analiza detalladamente cada una de ellas, se observa que la línea que las separa es imperceptible y en ocasiones no sabemos dónde comienzan unas y dónde acaban otras. Muy posiblemente los sufís, los templarios, los asesinos, la masonería, la carbonería e incluso el Opus Dei beben de un mismo cuenco y sus similitudes y objetivos no son casuales.

Tenemos en esta página como única intención ofrecer una breve explicación de lo que representa cada una de estas Sociedades Secretas, no pretendemos desarrollar un análisis exhaustivo y riguroso de cada una de ellas, pensamos que unas breves pinceladas sobre su realidad pueden servir para incentivar un inicial conocimiento sobre las mismas y que posteriormente el navegante interesado en alguna de ellas, pueda recurrir a estudios más elaborados, amplios y rigurosos.

Históricamente, la larga sombra de este entramado laberinto de redes entre sociedades secretas ha sido inextricable en las épocas en que existieron, hemos visto que Templarios o Priscilianos, por poner sólo dos ejemplos, fueron reconocidos en principio como congregaciones o personas religiosas exentas de toda sospecha, sólo el tiempo fue desentrañando sus circunstancias íntimas y se hizo un poco de luz, aún cuando hoy, siglos después, poco o nada sabemos de su verdadero proceder y los fines y medios que emplearon para influir en sus sociedades respectivas y en el devenir de la historia.

“Quizás”, hoy estemos asistiendo al resurgimiento de nuevas sociedades secretas sin que nos demos cuenta, sociedades que pasado el tiempo, sus estudiosos y críticos irán desvelando sus recónditos secretos.

 

 

Menú de este tema

Home