La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
 


EL RATÓN CORTESANO Y EL CAMPESTRE.

Invitó el ratón cortesano al ratón campestre con mucha cortesía a un banquete de huesos de exquisitos pajarillos. Sirviendo de mantel un tapiz de Turquía, fácil es comprender la vida regalada de los dos amigos. Pero alguien turbó el festín en el mejor momento.

En la puerta de la sala oyeron de pronto un ruido: huye el ratón cortesano, seguido de su compañero. Cesa el ruido; se va la gente; vuelven a la carga los ratones. Y dice el ratón ciudadano: "Terminemos el banquete".

-No, basta- responde el rústico-; ven mañana a mis dominios, aunque no me puedo dar en ellos vuestros festines de rey; pero nadie me interrumpe, pudiendo comer tranquilo. ¡Adiós, amigo! ¡Poco vale el placer cuando el temor lo amarga!

 

 

Menú de este tema

Home