La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
 


LA PROGRAMACIÓN MENTAL BASADA EN EL TRAUMA.


Un niño menor de cinco años aún no ha solidificado su ego ni su identidad propia, tampoco tiene las normas morales y la visión de la realidad de un adulto. A través de los traumas y su estructuración, en un niño pequeño, se puede crear un ser humano con varias personalidades y que muchas de ellas ni tan siquiera sepan la existencia de las demás personalidades. Cuanto más fuerte es el trauma más fuerte son las paredes que se crean. Estas paredes de amnesia permiten la creación de personalidades múltiples.

Un “alter” por definición es una parte disociada del cerebro que el programador la desarrolla dándole una identidad, una historia, un lugar y ocupación en la mente para crear una personalidad completa. El propio alter se disocia del dolor, miedo y recuerdos de la tortura, estas disociaciones son llamadas fragmentos. Si un alter se siente enfadado, triste o con miedo es por que entra en contacto con estos fragmentos pareciendo ser emociones propias de la personalidad, en otras palabras, una persona disociada puede sentirse mal al entrar en la habitación donde fue abusada sin saber por que. 27En la eventualidad de que el alter se acerque a un recuerdo de un trauma causado por el programador y, en consecuencia, sienta rabia hacia él o la familia el programador redirecciona la rabia a otro objeto.

El conjunto de miles de alteres y fragmentos forman un sistema, es decir, el mundo interno de la persona. Dependiendo del futuro cargo de la persona el formato del sistema varía. Normalmente los alteres están agrupados en clusters, estos clusters son llamados ciudades o mundos.

 

Menú de este tema

Home