OPORTUNIDADES EN EL AMOR

“Lo que está delante de nosotros y lo que está detrás es poco importante comparado con lo que reside en nuestro interior”.

La realidad de las cosas es que cuando uno está enamorado/a piensa que sí existen las oportunidades. ¿A cuáles oportunidades me refiero? Bueno sabemos que en las relaciones hay diferencias tanto de pensamiento, carácter, ideología entre otras. Por eso muchas veces nos enamoramos de la otra persona, porque sencillamente es diferente a nosotros. Ahora bien, cuando no logramos aceptar esas diferencias en la otra persona nos damos cuenta tarde...

Hablamos de oportunidades en una relación cuando creemos que ésta ya finalizó o está por terminar para bien o para mal de ambas personas. Ya sea por buena o mala que haya sido la experiencia, solo nuestros pensamientos y sentimientos pueden evaluar qué tan verdadero fue ese amor o si solo fingieron sentirlo.

Realmente hay muchas contradicciones en este tema de las segundas oportunidades en las parejas. Unas dicen que si hay chance de rectificar y seguir la relación y otras dicen que no, veamos por que.

Las personas que dicen que si creen en una nueva o segunda oportunidad, consideran que cuando hay amor hay perdón, el amor es el padre de todas las virtudes. Cuando una relación ya se da por terminada, los primeros meses quedamos destrozados completamente porque una parte de tu vida se te va, se van los mejores momentos que viviste con esa persona aunque queden pedacitos de recuerdos en tu memoria, pero no es suficiente vivir de recuerdos...

Sin embargo, cuando en la relación hay muchas diferencias y no se comprenden tal vez por estos insignificantes detalles se termina lo que pudo haber sido una gran relación. Considero que tiene que haber una balanza que haga equilibrio donde cada uno o una acepta las diferencias de la otra persona con quien comparte el sentimiento de amor y poderse comprender. Pero bien, los que dicen que sí al darse cuenta de que esas pequeñas cosas se pueden superar después de reflexionar por un tiempo corto y continuar enamoradas, se puede solucionar mediante una segunda oportunidad y mejorar la comunicación en la relación.

Ahora bien, las que dicen que no tienen razones muy fuertes. Según ellas/os si en el tiempo que tuvieron para vivir la relación, las parejas separadas no se comprendieron, no había comunicación ni mucho menos había fidelidad ni lealtad entre ellas, entonces ahora que ya terminaron y pasó el tiempo, menos ahora con una segunda oportunidad. Quedan dudas, rencores, desconfianzas y sinsabores de la primera oportunidad en la relación.

Esta situación es peor si la ex pareja quedó de amiga y luego se volvieron enemigas y aún peor cuando se dieron la segunda oportunidad y se condicionaron a vivir con recelo pensando si “este tiempo que volvamos yo me voy a desquitar todo el daño que nos hicimos o que me hiciste” o esta: “creo que como me hiciste eso, me lo volverás a hacer”...

Según dicen las personas que no creen en una segunda oportunidad es que no se debe meter más leña al fuego, si se terminó, se terminó y punto.

Tal vez en estas parejas no hubo amor, pero los que dicen que Sí existe una segunda oportunidad, le dicen a los que No creen que el amor supera todos los obstáculos siempre y cuando haya disposición de ambas partes y el amor sea verdadero.

Muchas personas que ya han pasado por esta situación aceptan que no siempre funcionan las segundas partes tal vez porque una de las dos personas guarda rencores y éste no permite seguir adelante mirando hacia el horizonte sino que atado al pasado, mirando atrás, lo que pasó, el fracaso...

No sirve de nada volver a ver el pasado si se mira con temor, se debe ver como lección aprendida y se deben perdonar sinceramente los errores cometidos, pero sin cometer el otro error de volver solamente por no quedarse solo/a ya que la relación no funcionará...

“Todos piensan en cambiar el mundo, pero nadie piensa en cambiarse a sí mismo”.

Alexei Tolstoi

 

 

Menú de este tema

Home