La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
 

La Mafia

Es algo muy usual que el crimen organizado ocupe las portadas de los diarios más importantes de Italia. Decenas de asesinatos comete cada año. En este espacio analizaremos las claves de un movimiento en la sombra que llevó a hombres como Alphonse Capone o Lucky Luciano a erigirse como auténticos emperadores de su tiempo.

El 7 de diciembre de 2004, 52 personas fueron detenidas en el sur de Nápoles en una operación llevada a cabo por las autoridades locales con el fin de desmantelar dos clanes rivales de la camorra, la mafia local napolitana, cuyo enfrentamiento había provocado nada menos que veinte muertos en poco más de un mes.

En el escaso tiempo transcurrido entre enero y noviembre del citado año, el número de asesinados cometido se elevó a casi 120 personas, “ajustes de cuentas” que nos llevan a recordar los momentos más “duros” de la historia del crimen organizado.

Quizás sea La Mafia la más popular de la Sociedades Secretas criminales. Cientos de películas y libros nos han hablado de ella, mezclando o aglutinando bajo este nombre a otras sociedades delictivas como la camorra, la cosa nostra e incluso hoy se utiliza esta acepción para denominar a cualquier grupo criminal organizado.

Sin embargo, la Mafia en su remoto origen era una organización nacionalista y popular de Sicilia. Germinó como respuesta a las distintas dominaciones que se sucedieron a lo largo de la historia siciliana (árabes, normandos, españoles, napolitanos).

La Mafia moderna y criminal germinó en el siglo XIX a través del caciquismo tiránico de algunos terratenientes. Paulatinamente se fueron invirtiendo las funciones de la mafia y lo que en un principio constituía un movimiento defensivo popular contra la explotación despótica del invasor, se trocó en un instrumento de explotación despótica de su propio pueblo.

El análisis pormenorizado de su modos de actuación básicos nos recuerdan a los de la Garduña, juramentados bajo la ley del silencio (omerta), leyes internas implacables contra los traidores y la asociación o compra de personalidades influyentes (piovra). No obstante, la mafia mantiene particularidades propias, como son el significado de la familia, la venganza, etc.

Quizás no sea ajeno a este giro al mimetismo o las influencias de la Garduña a través de la Camorra napolitana, sociedades secretas criminales que le precedieron y que convivieron en el mismo marco geográfico.

La Mafia alcanzó su esplendor y mayor popularidad tras la emigración italiana hacia los Estados Unidos, donde más de un millón de sicilianos se establecieron en pocos años. Allí encontraron un vasto y fértil campo de actuación que comenzó con la Ley Seca y se fue extendiendo a otros muchos sectores de la economía sumergida de aquel entonces, prostitución, juego, drogas etc.

En Estados Unidos la Mafia trastocó sus señas de identidad, superando el concepto de familia y dando entrada en sus filas a delincuentes ajenos a sus familias, italianos de otras regiones e incluso individuos de otras nacionalidades. Una mezcla de organizaciones criminales diferentes de gansters, de la Cosa Nostra pasaron a denominarse erróneamente en los medios de comunicación como Mafia, acrecentando su leyenda y desvirtuando sus señas de identidad.

Esta doble ubicación de la Mafia en Sicilia y U.S.A. propició la colaboración entre ambos lados del Atlántico, ayudando a los norteamericanos durante la Segunda Guerra Mundial a invadir Italia y derrocar al fascismo. Incluso la Mafia propició un movimiento secesionista de Italia, reivindicando la anexión de la isla de Sicilia a los Estados Unidos de América.

Con posterioridad en su afán expansionista, la mafia siciliana se alió con la democracia cristiana en Italia, dando un salto de gigante en su influencia en la vida pública de toda Italia y que se está cerrando hoy en día con las más escandalosas corrupciones de la historia contemporánea.

Paulatinamente van emergiendo nuevas noticias sobre las implicaciones de los políticos italianos comprados por la mafia y que alcanza a las más altas instituciones del país.

 

 

Menú de este tema

Home