EL INCESTO ENTRE PADRE E HIJA

¿Qué clase de hombre lo comete? El estereotipo señala que estos individuos representan casos de una psicopatología extrema. Sin embargo, existen amplias revisiones de la bibliografía de investigación sobre el incesto que demuestran que tal estereotipo no es cierto. Por el contrario, el hombre que comete incesto parece ser el clásico patriarca en su familia. Cumple bien con su papel de abastecedor familiar, pero también con el de rector de la misma. La división de papeles en la familia en la que se produce el incesto entre padre e hija es tradicional y la madre suele ser una ama de casa con dedicación plena. Asimismo, ella parece estar algo aislada en el seno de la familia porque, con frecuencia, su salud no es buena. Dada esta dinámica familiar, la hija víctima suele desempeñar el papel de sostén de la familia, desarrollándose una relación "especial" entre ella y su padre, en cuyo ámbito se produce el incesto.

La actividad sexual con su hija parece satisfacer diversas necesidades del padre. A menudo, tiene sentimientos de dependencia y una necesidad de cariño que recibe en la relación con su hija. Sin duda, experimenta una sensación de poder en el acto, porque puede controlarlo tal y como o desea, sin temor de encontrar oposición a sus técnicas, que sí podría hallar en una mujer madura. La excitación que se deriva del carácter secreto puede ser placentera. Por último, se ha insinuado que la infelicidad de la hija por la actividad sexual puede contribuir al placer del padre, quien, en esencia, expresa hostilidad.

 

 

 

 

 

 

Menú de este tema

Home