La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
 

FILTROS MÁGICOS

PARA HACERSE AMAR POR UN HOMBRE:

Tómese un mechón de la barba de ese hombre, cortado lo más cerca posible de la oreja (si no usa barba, de la patilla) y búsquese una moneda o un objeto que haya llevado encima medio día al menos. Póngase a hervir ambas cosas en una vasija de gres nueva y llena de vino y agréguese salvia y ruda, retirando la moneda u objeto al cabo de una hora. Cuando se quiera hacer la experiencia se tomará ésta en la mano derecha, se irá junto al hombre cuyo amor se desee y se pronunciarán, lo bastante alto para que él pueda oírlas, estas palabras: “Rosa de amor, flor de espina”; luego se le tocará ligeramente en el hombro, y el elegido seguirá al punto a la mujer que tal haga.

Procúrese que el cacharro permanezca cerca del fuego, porque el ardor del hombre se mide por el calor del vino: si éste se derrama, puede llegar al último extremo.

PARA HACERSE DESEAR DE LAS MUJERES:

Tómese el corazón de una paloma virgen y póngase al alcance de una víbora para que ésta lo coma; a causa del emblema de virtud e inocencia que es la paloma, la víbora, emblema de vicio y calumnia, morirá; tómese, al acontecer esto, su cabeza, póngasela a secar hasta que pierda todo olor y aplástela en un mortero con doble cantidad de semillas de cáñamo. Absórbase el polvo resultante en un vaso de vino de una edad no inferior a cuatro años al cual se habrá agregado unas gotas de extracto de opio: el color de la piel se pondrá brillante y sonrosados los labios, y todas las mujeres desearán al hombre que tal haga, cualquiera que sea su edad.

PARA IMPEDIR QUE UN HOMBRE SEA INFIEL:

Tómese uno de esos gusanos (luciérnagas) que brillan durante el verano en los arbustos; aplástesele en la mano y frótese con su polvo la nuca de la persona a quien quiera tornar impotente; téngase la certeza de que lo será, pues habrá interrumpido la comunicación entre el cerebro y los órganos de la generación. Pero se necesita, para lograr esto, una gran fuerza de voluntad.

PARA APAGAR LOS ARDORES AMOROSOS EN LA MUJER:

Redúzcase a polvo el miembro genital de un loro y adminístrese el peso de un escudo de estos polvos en un caldo compuesto de ternera, verdolaga y lechuga a la mujer demasiado aficionada a los placeres de Venus.

PARA SABER SI UN MARIDO ES FIEL A SU MUJER:

Cuando este marido se halle profundamente dormido, colóquese sobre su pecho una llavecita de oro, que se habrá llevado encima del propio nueve días, y díganse en voz baja y a su oído las siguientes palabras: “Kadmón, Kehter, Folyde, Chaos”, y en voz un poco más alta: “Dime esposo mío, ¿cómo se llama la mujer que me ha robado tu corazón?” Si el marido es fiel no contestará nada; en el caso contrario dirá a la esposa el nombre de su rival.

PARA SABER SI UNA MUJER ES FIEL:

Colóquese un brillante sobre la cabeza de dicha mujer cuando esté dormida; si es infiel, se despertará sobresaltada; si es inocente, abrazará con efusión al operador, siempre que éste sea su marido.

 

 

Menú de este tema

Home