La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

 


Duelo.

El duelo es una reacción normal ante la muerte de un ser querido y debe distinguirse de un cuadro clínico de depresión a partir de la severidad de la reacción, de su duración y de los diferentes síntomas que se presentan. En lo que respecta a la duración, por ejemplo, se puede diagnosticar depresión mayor si los síntomas de depresión persisten más allá de dos meses después de la pérdida.

Por lo que se refiere a los síntomas, en el caso del duelo, especialmente en la viudedad, la persona mayor puede presentar disforia, pérdida de apetito o de peso o insomnio, pudiéndose presentar esos síntomas en forma severa. Sin embargo, no suelen aparecer una preocupación mórbida por sentimientos de inutilidad, deterioro funcional importante o cambios psicomotores graves característicos de la depresión mayor. La culpa, si está presente, se presenta con rumiaciones específicas acerca de cosas que "debería haber hecho" antes de la muerte de su ser querido.

Los pensamientos suicidas se limitan a algunos del tipo "debería haberme muerto cuando él murió" o "estaría mejor muerto", pero no hay planes de suicidio real. Sin olvidar que la mayoría de las personas mayores se enfrentan bien a la viudedad (incluso mejor que la gente joven) y aun cuando este suceso es un factor de riesgo para la depresión, sin embargo, en general, los síntomas de depresión desaparecen en unos pocos meses.

 

Menú de este tema

Home