La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

LOS DIFERENTES "YOES"

Los seres humanos no poseemos una individualidad definida. Y esta falta de unidad Psicológica es la causa de tantas dificultades y amarguras. El cuerpo físico es una unidad completa y trabaja como un todo orgánico, a no ser que esté enfermo. Sin embargo, la vida interior del ser humano no es una unidad psicológica. Lo más grave de todo esto, es la ausencia de organización Psicológica en el fondo íntimo de cada persona.

En estas condiciones, en la vida interior de las personas no puede realizarse un trabajo armonioso como un todo, y por ello su realidad exterior -al ser ésta reflejo de la exterior- es tan nefasta. El ser humano se compone de una multiplicidad psicológica, de una suma de "yoes". Los ignorantes ilustrados de esta época tenebrosa le rinden culto al "yo", lo endiosan, lo ponen en los altares, lo llaman "alter ego" ,"yo superior", "yo divino", etc. No quieren darse cuenta que "yo superior" o yo inferior", son dos aspectos del mismo Ego.

El ser humano no posee un "yo permanente" sino una multitud de diferentes "yoes" infrahumanos y absurdos. Es semejante a una casa en desorden donde en vez de un amo existen muchos criados que quieren siempre mandar y hacer lo que les viene en gana.

Es un gran error suponer que se tiene un "yo permanente e inmutable" sin principio y sin fin. El ser humano nunca es el mismo por mucho tiempo, sino que está cambiando continuamente. Pensar que si una persona se llama Luis es siempre Luis, resulta algo así como una broma de muy mal gusto. Ese sujeto a quien se llama Luis tiene en si mismo otros "yoes", otros egos, que se expresan a través de su personalidad en diferentes momentos. Y aunque Luis no guste de la codicia, otro "yo" en él - llamémosle Luis 2 - es codicioso, y así sucesivamente con toda clase de imperfecciones.

Ninguna persona es la misma en forma continua, realmente no se necesita ser muy sabio como para darse cuenta de los innumerables cambios y contradicciones de todas las personas. Suponer que alguien posee un "yo permanente e inmutable" equivale a una falta de responsabilidad y un abuso para con el prójimo y para consigo mismo.

Dentro de toda persona viven muchas personas, muchos "yoes", esto lo puede verificar por si mismo y en forma directa cualquier persona despierta, consciente.

 

 

Menú de este tema

Home