La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
 

Respiración-renacimiento III
 

Pero eso ¿cómo funciona?

¿Cómo es que la respiración-renacimiento permite desbloquear las memorias anquilosadas en el inconsciente? ¿Cómo es posible que durante una sesión de respiración puedan venir a la memoria consciente recuerdos de la infancia que estaban olvidados? ¿Cómo es posible que pueda experimentarse de nuevo el propio nacimiento y algunos aspectos de la vida intrauterina? ¿Cómo es que pueden venir a la memoria consciente historias muy cargadas energéticamente, que parecen proceder de vidas pasadas, y con la suficiente claridad como para que uno tenga la sensación de estar reviviendo esas experiencias? Y, lo que es más importante, ¿cómo es que el hecho de respirar en ciertas condiciones permite desprender del inconsciente esas experiencias, fuente de bloqueos, y aportar curaciones y liberaciones muy concretas tanto a nivel físico como psicológico? El fenómeno es tan conocido en la actualidad como para que queramos saber qué es lo que produce esas experiencias.

Sería demasiado largo explicar aquí la dinámica de todo el proceso. Existen explicaciones interesantes provenientes diferentes fuentes (a niveles físico, energético y esotérico, que se confirman entre sí), explicaciones que, además, proporcionan algunas pistas para investigaciones más profundas. Dado el enorme poder de transformación de la consciencia que tiene la respiración, invertir en ese tipo de investigación beneficiaría muchísimo a la humanidad. Animamos desde aquí a los investigadores curiosos y abiertos a que profundicen en el fenómeno, a fin de llegar a dominarlo y poder utilizarlo más ampliamente y en beneficio de todos.

Pero lo que convence de la eficacia del método no son las explicaciones. La teoría no es lo más importante. Lo que interesa fundamentalmente son los beneficios que el procedimiento aporta a los seres humanos. Son los resultados concretos, los testimonios de miles de personas, algunas muy escépticas, recogidos a lo largo de muchos años, los que estimulan a utilizar y profundizar en esa técnica para limpiar el inconsciente. Así como los científicos se sirven de la electricidad para facilitar nuestro bienestar a pesar de no haber resuelto todavía su misterio (que es un fenómeno etérico), del mismo modo nos servimos del fenómeno de la respiración para desbloquear el inconsciente, aun sin haberse descubierto el misterio del mecanismo concreto por el que se desprenden las memorias activas. Se ha experimentado lo suficiente como para conocer sus leyes, y puede utilizarse de una forma tan segura que proporciona resultados concretos muy beneficiosos.

Este procedimiento es de gran ayuda en el difícil camino del aprendizaje del control emocional, y se puede utilizar de forma mucho más consciente y eficaz una vez se ha comprendido cómo funcionan nuestros mecanismos internos. Pero no hay que esperar de él curaciones milagro que le permitan a uno seguir llevando una vida cómoda. Lo que aporta es más bien una liberación que le permite a uno poner mejor de manifiesto las cualidades de su alma, para mejor amar y mejor servir.

En otro enfoque un poco más sofisticado, se puede utilizar la técnica de la respiración con el poder transformador de la música, lo que permite desprender aspectos anclados mucho más profundamente en el inconsciente. Al llegar a ese estadio, se alcanza también el inconsciente colectivo, y se puede prestar un servicio sencillo y discreto, pero muy útil, a la humanidad. El trabajo avanzado supone una gran expansión de la consciencia, y lleva a alcanzar estados de trascendencia. Es importante permanecer atentos a que éstos no desconecten a la persona de la realidad, sino que la lleven a tener más paz y mayor capacidad de amar.

Si hemos puesto el ejemplo del procedimiento que se utiliza para desprender obstáculos del inconsciente, es únicamente para confirmar el hecho de que es posible transformar las estructuras del carácter deshaciéndose de los mecanismos de la parte mental-emocional. En la actualidad existen muchos procedimientos que trabajan en el mismo sentido, y utilizan técnicas muy variadas. Los diversos métodos pueden combinarse y se refuerzan entre sí. Pero no tiene uno que buscar el método milagro que haga el trabajo en su lugar, sino permanecer consciente de su trabajo y mantener con claridad su intención.

Por ejemplo, es interesante utilizar la esencia de determinadas flores .He aquí algunos ejemplos de flores asociadas a las estructuras:


En este punto, queremos destacar las propiedades de las Flores de Bach -que son bien conocidas en la actualidad- como apoyo para la evolución espiritual y como recurso para deshacerse de los mecanismos de las estructuras del carácter. En este mismo espacio Web hablamos sobre ellas, en el apartado de Higiene Física, y, además, existe muy buena y amplia bibliografía sobre el tema.

Esto no es más que un pequeño ejemplo. Pero, para cada dificultad psicológica la Naturaleza le ha dado al ser humano una o varias plantas que pueden ayudarlo a rearmonizarse interiormente...

Tomar algunas gotas de esencia cada día no hará que uno se deshaga de pronto de las dificultades procedentes de los mecanismos del ego. ¡Ojalá fuera tan fácil! Cuando uno conoce el origen de las estructuras del carácter, sabe que el trabajo que hay que hacer no es tan sencillo. No obstante, utilizadas como soporte de un trabajo profundo sobre el inconsciente, las esencias de las flores contribuyen firmemente a nuestro desarrollo y bienestar.

Señalemos también que, si las esencias de las flores nos ayudan a sanar y a purificar nuestro campo energético, también es cierto el proceso inverso, es decir, que cuanto más límpida sea nuestra energía, mayores serán sus efectos. Su utilización, como la de cualquier otro procedimiento, debe inscribirse en un programa más amplio de transformación interior que cada uno construye en función de su propia visión de las cosas.

Podríamos dar otros muchos ejemplos, pues los métodos de trabajo sobre el inconsciente y de purificación energético/emocional son numerosos y variados hoy en día. Van desde el psicoanálisis convencional hasta la sanación por los ángeles... Algunos están enfocados hacia el cuerpo, otros más bien hacia la mente. Es cuestión de que cada uno se informe y experimente. A menudo se proponen como «técnicas de sanación». Algunos son muy serios y abren el camino hacia un conocimiento real y más amplio del proceso de liberación interior. Otros, que no se apoyan en un verdadero conocimiento, son más discutibles.

Respecto a las técnicas «energéticas» y los métodos concernientes a los «cuerpos sutiles» existe todavía mucha confusión. Al ser técnicas relativamente nuevas, con frecuencia se utilizan sin discernimiento ni competencia. Hay quien cree que, como se trata de cuerpos sutiles, se puede actuar de cualquier manera. Es muy fácil ilusionarse en ese campo y creerse un gran sanador a nivel energético, cuando en realidad tal vez uno no sabe en absoluto lo que está haciendo. Así como no se improvisa un buen cirujano (no decide uno operar siguiendo «su intuición» o unas directrices procedentes de los mundos sutiles), de la misma forma no se improvisa un sanador a nivel energético. Todavía hay mucha ilusión y pretensión en ese campo, y también mucha irresponsabilidad: hay quienes esperan que alguien, con un tratamiento mágico, los desembarace de sus problemas...

Pero la existencia de métodos poco realistas no debe hacer que nos cerremos a todo lo que no nos resulte familiar. El ritmo de los descubrimientos es cada vez más rápido, y en la actualidad estamos asistiendo a una revolución en el arte de curar. Algunas técnicas son nuevas; otras, procedentes de antiguas tradiciones, se han repuesto en el lugar de honor que merecen y se han integrado en una perspectiva más amplia. Ante tal proliferación de métodos, algunos de los cuales no son más que señuelos, es de suma importancia mantener los pies en el suelo, y utilizar el sentido común y el discernimiento para no perderse en técnicas ilusorias. No olvidemos que el ego puede utilizarlas para reforzar sus mecanismos, por lo que una vigilancia extrema en ese aspecto nos permitirá evitar naturalmente muchas trampas. Ser consciente de la dinámica del proceso de transformación y de las características del camino será también de gran ayuda para encontrar el método que más le convenga a cada uno, o para armonizar varios métodos, y no andar metiéndose en callejones sin salida.

Para avanzar con más seguridad en esa parte difícil del camino, podemos valernos de los principios presentados antes, que nos ayudarán a que la práctica en cuestión sea más segura, eficaz y satisfactoria cualquiera que sea el método utilizado.

Recibiremos además una gran ayuda si, paralelamente al trabajo sobre el inconsciente, procuramos desarrollar directamente las cualidades de la mente superior. Será el tema del próximo espacio.

 

 

Menú de este tema

Home