La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
 

El mecanismo de la mente inferior abandonada a sí misma VIII

8. LA EXPERIENCIA DE LA REALIDAD

Ya hemos visto que, cuando la consciencia se identifica con la mente inferior, por una parte nuestra percepción de la realidad está muy deformada, y, por otra, reaccionamos a esa falsa percepción a partir de automatismos de defensa y de protección que, en general, no tienen nada que ver con lo que ocurre en realidad a nuestro alrededor. ¿Cómo vamos a ser felices en esas condiciones? ¿Cómo vamos a poder gestionar nuestra vida, y a ser libres? En verdad, es imposible. Probablemente es lo mejor que hemos podido hacer hasta ahora; pero, cuando nos damos cuenta de la naturaleza de todo este mecanismo y de la profunda ilusión en la que mantiene a los seres humanos, ya no nos sorprenden sus lamentables condiciones... Resumiremos esta situación en el esquema siguiente:

 

LA PERCEPCIÓN DE LA REALIDAD A TRAVÉS DE LA MENTE INFERIOR

 

¿ Cómo salir de ahí?

¿Cómo encontrar de nuevo nuestra libertad? En lugar de ser utilizados de manera automática por el ordenador, nos gustaría poder utilizarlo voluntaria y conscientemente a partir de la sabiduría del Ser y de su verdadero conocimiento. ¿Es posible?

Lo primero que hemos de hacer es darnos cuenta de la presencia del ordenador, y observar cómo funciona en nuestra vida cotidiana. Mientras no seamos conscientes de esto, viviremos dormidos en los automatismos. Cuando uno conoce la existencia de esos mecanismos, puede empezar a observar como testigo la actuación de su personalidad. La posición de testigo, de observador neutro y compasivo, que es el primer paso para dejar de identificarse con la mente inferior, es una actitud recomendada en todas las tradiciones espirituales. Este tema será desarrollado en espacios posteriores.

En este espacio hemos empezado a descubrir el funcionamiento general de la mente inferior, basado en las memorias activas, que origina todo un conjunto de sistemas de defensa. En la segunda parte estudiaremos en especial cinco grandes tipos de sistemas de defensa que también ilustraremos con ejemplos de la vida real y que facilitarán una visión más precisa del mecanismo de nuestra naturaleza inferior.

Una vez adquiridos esos conocimientos básicos, veremos, ya en la cuarta parte, cuáles son los diferentes estadios del trabajo que hay que realizar a nivel consciente, inconsciente o supraconsciente si uno quiere liberarse de la influencia de la mente inferior y permitir la emergencia del alma.

Entretanto, continuaremos nuestra exploración de la máquina humana estudiando con mayor precisión cómo se van instalando las memorias en el transcurso del tiempo y cómo van vinculándose entre sí.

 

Es posible dejar de ser una máquina, pero, para eso hace falta, ante todo, conocerla,
Gurdjieff

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Menú de este tema

Home