La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

 

 

La estructura rígida transformada

El dominio de las emociones es una de las grandes cualidades que aporta la estructura transformada. El rígido que ha encontrado su sensibilidad conservará la sencillez, el respeto y la discreción en sus impulsos emocionales. Ya no reprime sus emociones, sino que las acepta y las controla a la luz de su alma. La estructura rígida transformada proporciona, por lo tanto, una sensibilidad auténtica, sin sentimentalismo ni sensiblería.
Eso le permite tener tranquilidad, equilibrio y objetividad cualesquiera que sean las circunstancias, de modo que es una persona muy sensible y muy equilibrada, sólida y flexible al mismo tiempo. Pero, como no le interesa entrar en el juego emocional en el que están atrapadas la mayoría de las personas, es posible que la sociedad la juzgue todavía un poco fría. La aparente insensibilidad de la estructura rígida transformada es muy distinta de la insensibilidad real del rígido aprisionado en su estructura. En el último caso proviene de un cierre sistemático a cualquier emoción, de un rechazo a cualquier sentimiento, mientras que en el primero proviene de una presencia consciente y de una sensibilidad adecuada, que rechaza perder su energía en torbellinos emocionales inútiles. El intelecto, generalmente muy desarrollado, le da una gran claridad mental que ya no está limitada por la rigidez de la estructura, y una gran apertura de espíritu procedente de su transformación.

 

Declaración de transformación

Elogio mi sensibilidad, la celebro; suelto las riendas, me atrevo a amar.
Siento profundamente mis emociones, las vivo en plenitud,
con tranquilidad, con autenticidad.

 

Tarea de contribución

Participar con su ejemplo de buena voluntad, de valentía, de superación, de equilibrio y de dominio en la organización de un mundo nuevo de paz y de justicia.

Pondrá su gran fuerza de voluntad al servicio de la humanidad, contribuyendo de un modo concreto a su bienestar. Será un excelente organizador porque, además de tener muy bien estructurada la mente, ahora sabe ser sensible al aspecto humano, y no hace un problema de ello. Por eso será también muy buen negociador, distinto del psicópata transformado, pero no menos eficaz.

No temerá asumir grandes riesgos, y podrá impulsar y sostener grandes causas. Como el miedo es un mecanismo esencialmente emocional, le resulta fácil dominarlo. El coraje, la valentía y el heroísmo se contarán entre sus cualidades. Se convertirá en un excelente consejero, ayudando a otros a superar sus propios límites, a adquirir mayor fuerza de voluntad y a desactivar el mecanismo del miedo. En la estructura transformada encontramos también una gran pureza de sentimientos, mucha energía, verdadera grandeza de alma, un desprendimiento natural y un gran respeto por la autonomía y la libertad de cada uno. Un rígido transformado tiene el alma de un verdadero héroe, como los que  vemos en el cine: valiente, equilibrado, sereno; no pierde nunca su sangre fría, ni siquiera en situaciones críticas; sensible, pero justo lo que hace falta, en el momento adecuado y no más; íntegro, inteligente, intuitivo, grata apariencia externa.Tenemos un ejemplo típico del héroe transformado en el personaje de Wallace, en la película Braveheart.

A causa del condicionamiento colectivo al que se nos somete, por el momento nos muestran la estructura rígida transformada bajo rasgos masculinos. Pero las cosas cambian muy rápido, y las personas que han elegido un cuerpo de mujer tienen igualmente la posibilidad de desarrollar todas las cualidades de esta estructura transformada lo mismo que los hombres. El mundo está lleno de heroínas valientes, equilibradas, sólidas e inteligentes que, junto a hombres de calidad, contribuyen al bienestar de la humanidad y a que el mundo comience a ser algo diferente.

 

 

Menú de este tema

Home