La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

 

 

EL CUERPO FÍSICO

La forma del cuerpo

Esta estructura da a menudo un cuerpo con formas redondeadas. No se trata necesariamente de gordura u obesidad, pues depende de lo que la persona utilice para llenarse.

 

La salud

Las enfermedades que genera esta estructura son las derivadas de los excesos que entraña. Si el impulso de llenado lleva hacia lo físico, se encontrarán problemas relativos a una alimentación inadecuada o al consumo excesivo de alimentos, o de alcohol, o de tabaco, o de medicamentos, o de drogas, etc. La alimentación es el medio privilegiado para experimentar el placer del llenado después de una carencia (un estómago vacío activa de inmediato la memoria inscrita en el inconsciente de la penuria, de la necesidad insatisfecha) e instala la dependencia. La persona, por ejemplo, «no puede evitar» comer, incluso cosas que sabe positivamente que le perjudican. Es una lucha contra el mecanismo inconsciente.

Con el exceso de alimentación encontramos con frecuencia un exceso de peso. Por eso es tan difícil para esas personas seguir un régimen. Mientras las memorias estén activas, privarse de alimento mediante un acto de voluntad consciente equivale a actuar contra la voluntad de la estructura inconsciente que, recordémoslo, es en general mucho más fuerte que la primera. Es un combate perdido de antemano, fuente de desaliento y de muchas decepciones. Algunas personas que tienen un problema de peso luchan contra él y se gastan auténticas fortunas, a veces incluso se someten a operaciones quirúrgicas, para «dejar de tener hambre», con resultados casi siempre temporales o limitados. Es muchísimo más eficaz, como hemos podido comprobar en nuestro trabajo, desprender del inconsciente la fuente del deseo de alimento que, en realidad, casi nunca tiene gran cosa que ver con el estómago. El problema de peso desaparece por sí mismo en cuanto la memoria, que era el verdadero origen, ha sido desactivada. Lo mismo ocurre respecto a los otros tipos de llenado.

Como la insatisfacción y el miedo a perder generados por esta estructura crean una tensión permanente, se encontrarán también diversas enfermedades ligadas al estrés y a la frustración.

 

Automatismos en la indumentaria

En general, el oral no se preocupa demasiado por su aspecto externo, ni por su hermosura, ni por su imagen; de modo que la ropa no es una de sus prioridades. Su forma de atraer la atención, de tomar la energía de los demás, está basada más en una actitud psicológica que en la manipulación mediante la apariencia externa. Lo que sí puede buscar en cambio de forma compulsiva es la comodidad, y gastar mucho dinero en ropa confortable; o, al contrario, no irá muy bien vestido, comprará ropa barata para ahorrar. La estructura oscila siempre entre la inseguridad y la carencia. El oral puede tener un guardarropa muy bien provisto. Compra cuando llegan las rebajas para aprovechar la ocasión, aunque no lo necesite. Anda siempre buscando saldos. Conserva la ropa durante muchos años aunque no se la ponga, y le cuesta mucho vaciar los armarios. Como en otras muchas cosas materiales, no quiere arriesgarse a necesitar algo y no tenerlo.

 

 

Menú de este tema

Home