La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

 

 

EL TRABAJO

Se encontrará rara vez al esquizo en un empleo estable y convencional, a menos que haya encontrado un puesto de trabajo en el que lo dejen tranquilo para soñar y donde no tenga que manifestarse demasiado. Rara vez se compromete en un trabajo a largo plazo.

Le falta sentido práctico. Podrá tener una hermosa visión del mundo, imaginar y diseñar proyectos grandiosos, con frecuencia incluso muy espirituales y humanitarios, pero absolutamente irreales. La cuestión del realismo ni siquiera se la plantea pues, en el inconsciente, no tiene la más mínima intención de llevar nada a la práctica. Al negar el mundo físico, se niega a considerar sus propios límites, así que fracasa casi siempre; pero echa al mundo la culpa de sus fracasos (los demás no son bastante inteligentes, ¡ni están preparados para recibir sus grandes ideas!), lo que no hace más que confirmarlo en su estructura, es decir, que en este mundo no hay sitio para él.

Con bastante frecuencia se encuentra al esquizo buscando trabajo, pero rara vez lleva su empresa a buen término. Se le van cerrando las puertas una tras otra, y no comprende por qué. Su dificultad para triunfar, para salir adelante, procede de la actitud inconsciente de retirada. El esquizo no es muy fuerte interiormente y se deja manipular con facilidad por las estructuras de tipo psicópata o rígida, que veremos más adelante, que le darán esperanzas de realizaciones concretas pero acabarán metiéndolo en callejones sin salida.

En lo que concierne al trabajo, el esquizo funcionará con frecuencia solo. Mientras sea posible, emprenderá sus propios proyectos, que casi nunca llevará a buen término. Pasará de un proyecto a otro, de un fracaso a otro, sin aprender de ellos, a no ser que despierten su consciencia.

Se los encuentra sobre todo en profesiones intelectuales, artísticas o relacionadas con el mundo «espiritual», y, en general, en profesiones en las que sea posible no implicarse demasiado, o en las que se pueda funcionar sin tener que relacionarse demasiado con los demás. Muchos esquizos trabajan con ordenadores... un buen medio de evitar el contacto con la realidad humana y de funcionar sólo con la mente, sin necesidad de sentir nada.

Se sentirá a gusto desarrollando actividades artísticas, en las que será más o menos brillante; utilizará el arte no como expresión directa del alma, sino como medio de huida. Se considerará entonces profundamente inspirado, y despreciará a este bajo mundo que no reconoce su genio...

Está presente también en toda la panoplia de profesiones relacionadas con la nueva era, que dan a la persona la impresión de manifestar «nuevas energías» a partir de filosofías o de creencias «espirituales». Por ejemplo, se los encuentra a menudo como terapeutas de todo tipo: sanación por los ángeles, mediante cristales, sonidos o luz, utilizando mantras o la energía divina, a través de clarividencia o de canalización, etc. Ésas actividades pueden ser válidas en sí mismas; pero con frecuencia la estructura las utiliza para desconectar a la persona de la realidad y no permitirle dominarla.

Profesiones o actividades en las que se encuentran con frecuencia personas con estructura esquizo: artistas (sobre todo pintores y músicos), informáticos, filósofos, instructores y terapeutas «espirituales», actividades diversas de la nueva era; son pasivos en casa; desempeñan oficios marginales e inestables (nada de compromisos).

Recordemos que no se trata aquí de poner en entredicho ninguna profesión, sino lo que la persona hace con ella. Y no es porque uno se encuentre desempeñando alguna de esas profesiones por lo que es un esquizo necesariamente. También hay esquizos en otras profesiones. Lo que hacemos notar simplemente es que, con independencia de otros factores, esas condiciones de trabajo se eligen preferentemente por esta estructura, pues su sistema de defensa le permite funcionar mejor en ellas. Cuanto más evolucionada está una persona de estructura esquizo, más cualidades pone de manifiesto y más cosas bellas puede crear en su profesión.

 

 

Menú de este tema

Home