La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

 

 

EL CUERPO FÍSICO

La forma del cuerpo

Suele ser alto, delgado, con largas piernas y un aire desgarbado. Parece como si el esquizo, deseando marcharse de aquí lo antes posible para volver a los mundos sutiles, se diera un cuerpo alargado, ligero, preparado para despegar. Y, en efecto, se nota corno si el apoyo en los pies no fuera muy estable. A veces también se encuentra esta estructura en cuerpos pequeños, pero frágiles y ligeros.

 

La salud

El miedo y el rechazo inconsciente a estar aquí se ponen de manifiesto a través de diversos síntomas, en particular:

Angustia y ansiedad subyacentes, sin que existan para ello razones externas. Una angustia profunda ante la vida y un estrés permanente que son el origen de muchos problemas de salud.

Depresión, falta de energía, fatiga crónica, dificultad de concentración y de memoria, lo que es fácil de comprender, puesto que el sistema de defensa está constituido precisamente por una dinámica de retirada y de huida. Como el inconsciente retira una y otra vez la energía, la persona se deprime y pierde el gusto por la vida sin comprender la razón. Puede tomar píldoras u otras sustancias para sentirse mejor, pero con ello no hace más que camuflar la verdadera causa y dejar que su cuerpo físico siga debilitándose. Los esquizos suelen sentirse atraídos por los medicamentos o drogas que los llevan fuera de la realidad física habitual. En todos estos síntomas subyace la angustia profunda de la existencia. Debilidad inmunitaria. El inconsciente del esquizo rechaza la lucha, lo que no puede por menos de reflejarse a nivel físico.

 

— Problemas de circulación. Se puede observar que los esquizo tienen a menudo las manos y los pies fríos, lo que tiene una explicación, porque el inconsciente, que condiciona la energía, es muy coherente con su objetivo. Las extremidades son los instrumentos de la manifestación: con las manos se hacen cosas y con los pies se avanza por el mundo. Eso es más que suficiente para que el sistema de defensa retire la energía de esos lugares. Si hay poca energía, la circulación sanguínea es lenta, y, por lo tanto, se tienen los pies y las manos fríos. Hemos observado el caso de numerosas personas que, después de haber transformado esta estructura, no han vuelto a tener ese tipo de problema.

 

Los automatismos en la indumentaria

El modo de vestir del esquizo es, en general, más bien descuidado; la apariencia no tiene mucha importancia puesto que él no está aquí. También puede ocurrir que tenga cierta preocupación por la ropa, pero, en ese caso, intenta ser original, tendiendo a marginal. Es una manera de decirles a los demás que él es diferente, y que no tienen razón alguna para considerarlo uno de los suyos.

 

Poco interés por el cuerpo físico

El esquizo no tiene mucho interés en cuidar su cuerpo físico, como no sea a partir de una teoría o de una filosofía; en ese caso, su interés se convierte más bien en fanatismo (por ejemplo, de un régimen dietético) porque su aparente preocupación no proviene de una sensibilidad a las verdaderas necesidades del cuerpo sino de una teoría intelectual más o menos adaptada. Y así, por ejemplo, hay personas que hacen ayunos prolongados que no les benefician en absoluto, o se someten a extraños tratamientos sin haber considerado previamente las necesidades reales de su cuerpo. En el fondo, su aparente atención a la salud es una forma inconsciente de agresión contra su cuerpo.

Pero, aparte de ese caso, el esquizo desdeña en general su cuerpo físico, que, con frecuencia, desearía no tener. Evita el deporte y cualquier otra actividad física que pudiera acercarle aquí lo más mínimo. A veces, el rechazo de la realidad física puede llevar a su inconsciencia hasta la temeridad; el hecho de no sentir, de no estar en contacto consigo mismo le hace perder el sentido de las justas proporciones respecto a las leyes del mundo material. En ese caso, es posible que busque sensaciones fuertes para sentir su cuerpo, con la esperanza inconsciente, al mismo tiempo, de terminar con todo cuanto antes.

 

 

Menú de este tema

Home