La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

 

 

Sistema de defensa de la estructura esquizo

Mientras tiene lugar la experiencia traumática no integrada, y para contrarrestar el pánico que le causa estar en un cuerpo físico, la personalidad se ha petrificado en un determinado sistema de defensa, constituido por un conjunto de automatismos que se dispararán en cuanto una situación reactive el mecanismo. Pues bien, el simple hecho de estar físicamente en este mundo reactiva esta estructura. En otras palabras, en cuanto la persona se despierta por la mañana y vuelve aquí abajo, se reactivan las memorias. El miedo y el rechazo a vivir están ahí, aunque casi siempre en lo más profundo del inconsciente, y también el deseo inconsciente de huir y de retirarse de este mundo mientras sea posible. El sistema de defensa en este caso es la retirada y la huida bajo diversas formas.

Esta estructura está en la base de la gran dificultad que tienen algunas personas para salir de la cama por la mañana, y de que algunas necesiten varias horas (o un café fuerte...) para estar verdaderamente en este mundo. Levantarse de la cama reactiva en cierta forma el proceso del nacimiento. En efecto, cuando dormimos, nuestra consciencia se remonta a los mundos sutiles, y, al despertarnos, se reintegra al cuerpo físico. La cama simboliza el vientre de la madre, donde nos sentíamos protegidos físicamente de las angustias del mundo, donde estábamos todavía en contacto con «otros mundos». Para el inconsciente, salir de la cama es nacer de nuevo. Se resiste tanto como puede retirando la energía. Cuando una persona ha transformado, al menos en parte, esta estructura, ya no tiene ese problema; se despierta por la mañana llena de energía y de vitalidad, dispuesta a vivir plenamente el día que tiene por delante... He sido testigo, en la práctica de nuestra profesión, de un gran número de casos semejantes.

 

 Así pues, tenemos:

• Miedo básico de la estructura: miedo a la existencia física.
• Carga emocional: miedo, angustia, ansiedad.
• Sistema de defensa: huida, retirada bajo todas las formas posibles.

 

El sistema de defensa va acompañado de una actitud mental subyacente, automática, que se podría resumir en una «declaración».

 

• Declaración de la estructura:

«YO NO ESTOY AQUÍ»

«Detesto y desprecio este mundo; tengo demasiado miedo; no quiero vivir aquí, quiero estar en otro lugar, no importa cuál, en cualquier otro, pero no aquí; quiero volver a donde no corro el riesgo de que me hagan daño..."

¿Cómo se comporta el individuo cuando ese mecanismo está fuertemente anclado en su inconsciente?

• Recordemos que, para facilitar la presentación, expresaremos los comportamientos inducidos por esta estructura diciendo: «El esquizo se comporta así». Esto significa: «Cuando un ser está atrapado en esta estructura, se comporta así...», no que haya que identificar a la persona con esa estructura. Lo mismo cuando hablemos de las demás estructuras.

 

 

Menú de este tema

Home