La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
 

La Carbonería

No está bien documentado el origen de la Carbonería, se data su constitución en torno al año 1814 en Italia, probablemente por masones franceses disidentes, enfrentados a Napoleón.

Sus orígenes masónicos no ofrecen muchas dudas, sus ritos, su iniciación y su simbología de antiguos leñadores, son, con ligeras variantes, muy similares a los utilizados por la Francmasonería, no es por tanto de extrañar que haya sido conocida la Carbonería como la "Masonería Forestal" o masonería de la madera en contraposición a la masonería tradicional de la piedra, conociéndose bastantes casos de personas que militaban en ambas hermandades.

Lo que sí diferenciaba notablemente a Carbonería de Masonería era la finalidades de ambas, la Carbonería desde su orígenes, nació con vocación beligerante y combativa, enfrentada al poder absolutista y contra el invasor austriaco, su desarrollo posterior propicio la lucha revolucionaría de todo tipo, siendo germen de generaciones de anarquistas, comunistas y nacionalistas revolucionarios, en América Latina fueron los carbonarios quienes agitaron violentamente la bandera de la independencia de la metrópoli, siendo los masones quienes encauzaron esa agitación a modos más "civilizados" de convivencia.

Esta impronta de continua agitación social permanente ha calado en el devenir histórico de muchas sublevaciones revolucionarias, enfrentadas en todo momento con o sin motivos objetivos, a los poderes civiles y religiosos.

Su finalidad era como se lee en algunos de sus documentos: La subversión total que comenzará por destruir la Santa Alianza, destronar a todos los Borbones y arruinar la burguesía poseedora; destruir el orden social actualmente preponderante, por todos los medios y lo más rápidamente posible.

La carbonería se extendió pro toda Europa e Hispanoamérica con gran profusión, destacando por su importancia, además de Italia, en Polonia, Alemania, Francia y España:

En Italia se puede afirmar sin mido a equivocarnos, que la unidad del país es su gran obra. Mazzini, Garibaldi, Pellico son algunos de los insignes carbonarios de este periodo histórico.

Hoy día, quizás ignorándolo, muchos movimientos revolucionarios de finales del siglo XX han seguido miméticamente esa doctrina revolucionaria nacida en las "barracas" carbonarias y como "buenos primos" se han juramentado en la ley del secreto, la agitación permanente y la obediencia ciega revolucionaria.

 

 

Menú de este tema

Home