La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
 

LAS TRES LIBACIONES O "PICOS"

Es necesario cultivar la esencia sexual por medio del coito. Las respuestas sexuales del hombre quedan limitadas en gran medida a su pene, mientras que las de la mujer se producen en todo el organismo. Lo mismo sucede con las secreciones sexuales. La esencia masculina procede principalmente de su órgano sexual, pero la mujer emite esencia por los “Tres Picos”: lengua, pezones y vagina. Los hombres que practican la alquimia sexual se benefician de estas tres “libaciones”.

Existen grandes beneficios medicinales de la “libación superior”, pero únicamente la saliva que es segregada y succionada durante el coito contiene el elixir mágico. Si el hombre ingiere durante el coito abundante saliva de la mujer, ésta purificará su estómago como si se tratara de un caldo medicinal.

En cuanto al notable valor terapéutico de la “libación central”, segregada por los pezones de la mujer, se sabe que la leche materna contiene poderosos factores inmunología segregados por ciertas glándulas de las mamas que protegen a los niños de pecho de una amplia variedad de enfermedades peligrosas. No es descabellado suponer, por lo tanto, que los conductos que segregan tales factores inmunológicos pueden ser estimulados por la combinación de una intensa excitación sexual y una poderosa y prolongada succión de los pezones durante el coito, y que dichas secreciones constituyen la “Gran Libación del Pico Central”.

Con respecto a la libación inferior, el cunilinguo es un excelente método para absorber este elixir.

 

 

Menú de este tema

Home