La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

LA RUEDA DE LA FORTUNA

Carta número X

La carta nos habla de una rueda que da vueltas y vueltas, girando sin parar y subida a ella hay una especie de mono que va pasando por diversos lugares de la rueda. La palabra clave es destino.

La suerte es algo que todos hemos mencionado alguna vez, da igual con calificativo negativo como con calificativo positivo. ¿Cuántas veces hemos intentado consolarnos pensando que fue cosa del destino? Estamos muy mal acostumbrados a sostener que el destino es algo ajeno a nosotros, que lo ha escrito alguien en un libro y que ya no puede cambiarse, aunque hay algo de cierto en ello.

Pero ahora el loco tiene que comprender que esa no es la completa realidad, que en su fuero interno su ser toma unas decisiones que influyen en su destino, decisiones que no creemos haber tomado porque nuestra mente no las vislumbra. Lo que vemos fuera, no es sino una proyección de nosotros mismos, y ésta debe ser la herramienta para comprender qué nos ocurre.

La rueda representa en nuestra vida ese movimiento que imaginamos externo en todo lo que realizamos. De repente nos encontramos en la cumbre del éxito, de repente en el fracaso; de repente notamos que estamos ascendiendo, de repente notamos que involuntariamente estamos descendiendo. Como los sentimientos en todas esas fases son muy alborotados, no nos dejan ir más allá para comprender que nosotros también tenemos algo que ver en todo lo que nos sucede. Hemos de comprender que nosotros debemos comportarnos como el eje central de la rueda, que apenas nota el movimiento.

Nuestro ser es ese centro que se va dirigiendo a un lado u otro del círculo, decidiendo qué acontecimientos le interesan aprovechar para que tu aprendas lo necesario de lo que te ofrece la vida. Recuerda que la casualidad no existe, que todo tiene una razón de ser, y que la vida no desea que sufras, simplemente quiere que aprendas a ser persona, a comportarte adecuadamente y por ello junto a tu ser tomarán unas decisiones siempre para que te des cuenta de algo, nunca como castigo. No olvides que no hay consecuencia sin causa.

 

EJERCICIO:

Esta carta requiere como ejercicio que hagas unas reflexiones de los acontecimientos de tu vida en estos momentos y trates de localizar en qué parte de la rueda estás en cada uno de ellos, y por qué crees que puede ser. Con el tiempo comprenderás porqué sucedió lo que aconteció, siempre y cuando no te ciegues en que fue cosa de un inexistente destino ajeno a ti.

Escribe en tu diario tus reflexiones, guárdalas porque quizá pasado un tiempo te guste comprobar si lo que realmente imaginabas estaba en lo cierto, etc.

 

Menú de este tema

Home