La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

Presentación


¿Nos encontraremos algún día cara a cara con el hombre de la Sábana Santa al que universalmente se le conoce por Jesús de Nazaret? Hoy por hoy, a lo máximo que podemos aspirar es a observar su cuerpo, de un metro ochenta y uno de altura y ochenta kilos de peso, impreso en un largo lienzo de cuatro metros y treinta y siete centímetros de largo y un metro diez de ancho, custodiado en Turín desde 1578.

Para algunos medios de "información" parece que todo lo que se sabe de la Síndone empieza y acaba en la rueda de prensa del 13 de Octubre de 1988, en la que el Cardenal Ballestero hizo público el resultado de la datación por el método del Carbono 14.

Los titulares de algunas publicaciones de aquellos días (y la propia TVE) llegaron a decir que la Santa Sede reconocía oficialmente que la Síndone era una falsificación medieval. Bastaría repasar la declaración oficial efectuada por el, entonces, Obispo de Turín para ver que tal cosa no puede deducirse de sus palabras. Es más, posteriormente (el 28 de Abril de 1989) S. S. Juan Pablo II en una rueda de prensa improvisada a bordo del avión en su viaje a Madagascar rechazó que la Síndone pueda considerarse como un simple icono: "La Iglesia nunca se ha pronunciado en este sentido. Siempre ha dejado la cuestión abierta a todos aquellos que quieran demostrar su autenticidad. Yo creo que es una reliquia."

No hay, por tanto, cambio alguno respecto a la posición tradicional de la Iglesia. Nunca se ha pedido a los católicos que piensen de una determinada manera en este tema, que no es dogma de fe. Sin embargo, para opinar es necesario conocer lo que la ciencia ha venido diciendo en los últimos tiempos sobre la Síndone de Turín, todo ello sigue siendo cierto, y afirmar que se trata de una falsificación exigirá una explicación mucho más racional que afirmar que se trata del lienzo sepulcral de Cristo.

 

Menú de este tema

Home