La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

POSTRES

Hay que evitar toda clase de postres dulces tras una gran comida, pues esta clase de alimentos combina mal con todo. Incluso las frutas frescas deben evitarse tras una gran comida, pues se acumulan en el estómago y fermentan en vez de digerirse. Si te tientan las golo­sinas y te apetece comer tartas, dulces y pasteles, puedes darte el gusto de vez en cuando y hacer una comida completa a base de ellos. No es que así vayan a hacerte mucho bien, pero al menos si los consumes solos no te provocarán tantas molestias gástricas ni producirán tantos subproductos tóxicos como si los consumes después de una comida.

Tenemos que evitar los postres dulces feculentos, así como las frutas, después de una gran comida a base de proteínas o hidratos de carbono.

 

Menú de este tema

Home