La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

 

Posponer el envejecimiento.

Una proporción considerable de personas mayores está libre de los síntomas de las enfermedades conocidas. Al menos hasta los 75 u 80 años de edad el estilo de vida, el ambiente y disponibilidad de los servicios de salud influyen en la salud física y en las manifestaciones del envejecimiento. Existe la posibilidad de posponer algunas de las consecuencias asociadas al envejecimiento, como es el declive morfológico y funcional, y de prolongar la salud, el bienestar y la independencia de las personas en edades avanzadas.

También es cierto que una parte importante de las personas mayores padece en algún grado problemas de salud y experimenta cambios que se deben al curso normal del envejecimiento. Así, padecen arterieesclerosis, hipertensión o hipotensión, disminución de la capacidad pulmonar y pérdida de agudeza sensorial, memoria, fuerza muscular, eficiencia metabólica o circulatoria, etc.

Cuando estas manifestaciones ya han tenido lugar, la prevención (que se entiende como la disminución de la incidencia o la no aparición de los síntomas de las enfermedades) no es el objetivo. Pero, no obstante, el estilo de vida, puede demorar la progresión de tales cambios y su impacto.

El ambiente y la forma de vivir pueden utilizarse para cambiar y/o retrasar los procesos biológicos de envejecimiento. Los seres humanos debemos comprender esto y demandar y crear ambientes en los que se optimice la salud y el progreso interior.

 

 

 

 

 

 

Menú de este tema

Home