La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 
 

 

Plenitud.

 

Rápido corre el torrente, teñido de verde
por las hierbas fragantes.
Los viejos pinos toman el matiz
azulado de las montañas lejanas.
De pie donde borbota el agua,
levanto mi flauta.
Niños inmortales se juntan en la cueva
para escuchar su música,
bajo los precipicios, la niebla se espesa.
¡No viene nadie todavía!
Suavemente descienden nubes blancas,
oh, suavemente,
cubriendo con su velo el musgo verdoso
los pinos han alfombrado la tierra,
enmudecen ahora los pájaros;
una brisa ligera abanica mi saco de caminante
alentando sueños.



Comentario.

Este es un poema sobre el Monte Wu I en el que hay una alegría exuberante por la hermosura de la naturaleza. Lo escribió un ermitaño taoísta que quiso le llamaran Pai Yü Ch'an, que significa “Sapo de la Luna Blanca”, animal que vive en la luna y trabaja sin cesar en la confección del elixir de oro.

 

 

 

Menú de este tema

Home