La Página de la Vida / www.proyectopv.org Página Principal

   Recibe tu Boletín            Vídeos             Libros, presentaciones, posts...

 
   
 
 
 
 
Búsqueda personalizada
 
 

 

Pruebas.

¿Existe vida después de la muerte? Todos nos "morimos de ganas" de conocer la respuesta a una pregunta sobre la que los hombres discuten desde hace siglos. Y la respuesta sigue en el mismo punto: precisamente en "punto muerto". Claro, que esto es así, si solo buscamos la respuesta en la ciencia oficial, si solo buscamos pruebas científicamente fundadas, experimentales u objetivas.

Pero la actitud científica (muchas veces ciega a la evidencia) exige fenómenos matemáticamente demostrables, repetitivos, mensurables, que no se adecua a esta cuestión.

Henri Bergson, en su alocución presidencial a la Sociedad para la Investigación Psíquica de Londres, en 1913, declaró con respecto a las apariciones y a esta investigación psíquica: " Cuando considero el gran número de casos, su semejanza, su aire familiar y la coherencia de tantos testimonios, todos analizados, verificados y examinados, tiendo por mi parte, a creer tanto en la telepatía y apariciones como, por ejemplo, en la derrota de la Armada Invencible. No es una certidumbre matemática como la formulada por la prueba del teorema de Pitágoras. No es tampoco la certidumbre que emerge del examen de la ley de Galileo. Es, no obstante, el tipo de certidumbre que tenemos en el campo de la historia y la jurisprudencia.

Es con esos "ojos" con los que se debe indagar en estas cuestiones, sino corres el riesgo, de quedarte igual de ciego que lo ha hecho la ciencia en el transcurso de la historia.

Tampoco pido que se deba creer por el mero hecho de hacerlo. Más bien pediría, que pudieran disponer de su mente sin ninguna barrera.

Un testimonio (e incluso varios) no es una prueba. " Testigo único, testigo nulo ", decían los romanos. Sin embargo, las experiencias individuales forman un conjunto de pruebas subjetivas.

¿Pero que tipo de pervivencia nos espera, si es que la hay?

Cuando pensamos en esta, nos viene a nuestra mente una pervivencia individual, de la misma manera que hemos estado viviendo en este plano.

Una prolongación de lo que hemos sido en esta vida, un perfeccionamiento de lo que hubiéramos deseado ser.

Queda por determinar que puede ser la supervivencia. ¿Acaso un regreso a la gran "sopa" atómica? Al fin y al cabo, aun reducido a polvo, nuestro cuerpo estará todavía compuesto de átomos, que servirán de "mantillo" a futuras criaturas. ¿Una reencarnación de lo mejor de nosotros mismos? ¿O tal vez la reintegración de lo que hemos sido en un cuerpo de nueva materialidad?

Lo decía Dalí: " Reclamo una vida en el más allá con persistencia de la memoria. De buena gana renunciaría a las beatitudes eternas siempre que, en la eternidad, lo recordara todo".

Las religiones no afirman esta posibilidad de una conciencia preservada, pero todos coinciden en la idea de una persistencia.

¿Cual de ellas?

muerte2.jpg (230782 bytes)

 

Menú de este tema

Home